¿Qué tipos de protección respiratoria hay para tu trabajo?

¿Qué tipos de protección respiratoria hay para tu trabajo?

 

Los equipos de protección respiratoria son uno de los elementos más importantes para proteger la salud de los trabajadores frente a polvo, vapores y gases. Existen diferentes tipos de protección respiratoria, cada uno adaptado a las condiciones en las que se trabaje. Incluirlos en nuestra vida laboral nos ayudará a proteger nuestra salud frente a agentes externos.

 

 

Clasificación de los equipos de protección respiratoria

 

Dependiendo del medio en el que se trabaje se debe escoger un equipo de protección respiratoria para proteger las vías respiratorias de los contaminantes ambientales. A pesar de que existen diferentes equipos, cada uno cuenta con unas características especiales.

  • Mascarillas. Es uno de los equipos de protección más conocidos. Las mascarillas se diferencian según el nivel de filtración y son aptas para múltiples usos laborales.
  • Semimáscaras. Suelen ser más cómodas y menos intrusivas que otras soluciones de protección respiratoria, además de que se pueden combinar con otros accesorios más fácilmente, como las gafas de seguridad.
  • Máscaras. Este tipo de protección aporta una protección de mayor nivel, ya que cubre rostro y ojos. Suelen ser la opción más completa en sectores como el agrícola, el minero y aquellos en los que haya riesgo de agresión por partículas.
  • Equipos de evacuación. Estos aparatos suministran oxígeno de manera fiable durante 15 minutos, en caso de deficiencia del mismo. Cuentan con colores llamativos y bandas reflectantes para garantizar la visibilidad del usuario que los lleva.
  • Equipos de respiración autónoma (ERA). Son imprescindibles cuando se está expuesto a sustancias peligrosas como gases, humos y aerosoles químicos, o cuando se encuentra en espacios confinados (recintos con ventilación desfavorable en el que pueden acumularse contaminantes tóxicos o inflamables o puede haber una atmósfera deficiente en oxígeno).

 

Tipos de mascarillas de protección respiratoria

 

Las mascarillas son equipos de protección que cubren nariz y boca y se diferencian en función del nivel de filtración.

  1. FFP1. Cuentan con un nivel de filtración del 78% de partículas no tóxicas y son idóneas para entornos de olores desagradables o con polvo.
  2. FFP2. Su nivel de filtración es del 92% y están recomendadas también para polvos no tóxicos, humo, aerosoles, virus y bacterias.
  3. FFP3. En este caso, el nivel de filtración es del 98%. Están especialmente indicadas para polvos tóxicos, como humos, polvos y aerosoles de base donde haya presencia de agentes patógenos, como virus y bacterias.

 

¿Cuándo hay que usar un EPR?

 

Los equipos de protección respiratoria se deben usar cuando el trabajador esté expuesto a la inhalación de sustancias nocivas, partículas, gases, vapores o por la deficiencia de oxígeno.

Es importante conocer los distintos equipos que existen para poder identificar la necesidad de cada usuario. Una correcta protección respiratoria puede evitar graves problemas de salud.

 

En conclusión:

 

  • Los equipos de protección respiratoria protegen la salud de los trabajadores frente a polvo, vapores y gases.
  • Existen diferentes equipos, cada uno en función de la necesidad del usuario: mascarillas, máscaras, semimáscaras, equipos de evacuación y equipos de respiración autónoma.
  • Las mascarillas se dividen en FFP1, FFP2 y FFP3, y se diferencian según el nivel de filtración
  • Los EPR se deben usar cuando el trabajador esté expuesto a la inhalación de sustancias nocivas, partículas, gases, vapores o por la deficiencia de oxígeno.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *