¿Qué son los guantes de seguridad y por qué debes usarlos en tu trabajo?

¿Qué son los guantes de seguridad y por qué debes usarlos en tu trabajo?

 

La mayor parte de accidentes de trabajo los sufren las manos y los pies. El trabajo con ciertos materiales y objetos, si no se realiza con la protección adecuada, puede ocasionar riesgos para la salud. Los guantes de seguridad son una parte fundamental del vestuario laboral que debe escogerse en función de las tareas a desempeñar. 

 

 

Definición de los guantes de trabajo

 

Los guantes de seguridad son guantes diseñados para proteger al usuario que los lleve ante los posibles daños que pueda sufrir en las manos durante la realización de un trabajo. Están fabricados con materiales resistentes y con refuerzos para ofrecer una protección segura de las manos. En función del trabajo a realizar se pueden distinguir varios tipos de guantes.

  • Guantes de protección química. Estos guantes son muy utilizados en laboratorios, cocinas y empresas de limpieza, ya que son muy resistentes a productos químicos.
  • Anticorte. Su uso está indicado para trabajos con elementos afilados, como la carpintería, la industria alimentaria o la mecánica. También son ideales para la manipulación de vidrio y metales.
  • Dieléctricos. Son capaces de proteger contra descargas eléctricas de baja, media y alta tensión.
  • Térmicos. Son ideales para trabajos con altas o bajas temperaturas, además de proteger del vapor, productos químicos y líquidos con altas temperaturas.
  • Guantes americanos. Estos guantes contienen refuerzos en palma, nudillos, muñeca o dorso, y son idóneos para la protección de las manos en trabajos de jardinería, almacenes, agricultura, construcción y similares.
  • Guantes de soldador. Se encargan de proteger contra quemaduras, riesgos mecánicos, abrasión o cortes por cuchilla.
  • Antiestáticos. Están diseñados para la manipulación de componentes electrónicos.
  • Guantes criogénicos. Se usan para el manejo y manipulación de elementos en ambientes de frío extremo, como es el caso del nitrógeno líquido. Están sobre todo destinados a su uso en laboratorios y clínicas, empresas de procesamiento de alimentos congelados o en la industria farmacéutica.

Importancia del uso de guantes en el trabajo

 

Para poder garantizar la máxima seguridad del trabajador es importante que cumpla con una vestimenta adecuada y acorde a sus tareas. En el caso de los guantes de seguridad, su uso es aún más importante.

Las manos se utilizan principalmente para la mayoría de trabajos, y están expuestas a muchos riesgos. Es por ello que su correcta protección podrá evitar desde pequeños cortes o quemaduras hasta graves problemas de salud.

Es importante tener en cuenta que ciertas actividades requieren de guantes reforzados, ya sea contra temperaturas extremas o por riesgo de corte. Pero su elección es igual de importante que su mantenimiento, especialmente si su uso es muy frecuente, ya que es posible que se desgasten antes. Se debe comprobar con frecuencia si presentan alguna rotura o desperfecto para poder cambiarlos de inmediato, sólo así se podrá asegurar una correcta seguridad.

El uso obligatorio de los guantes en el trabajo

 

Son muchos los riesgos que supone no llevar un correcto equipo de protección. En el caso de las manos, hay accidentes muy comunes que se sufren por no contar con un guante de seguridad adecuado para la actividad laboral desempeñada, como heridas cortantes, quemaduras, aplastamiento, raspaduras, amputación, entre otras.

Los cortes en dedos y brazos son uno de los accidentes más comunes. En sectores donde se manipulan herramientas, es obligatorio llevar una protección adecuada que evite que se produzcan este tipo de incidentes.

 

En conclusión:

 

    • Los guantes de seguridad son una parte fundamental del vestuario laboral.
    • Se encargan de proteger al usuario que los lleve ante los posibles daños que pueda sufrir en las manos durante la realización de un trabajo.
    • Existen diferentes modelos con características específicas para cada actividad laboral.
    • Su elección es igual de importante que su mantenimiento.
    • Un uso inadecuado puede provocar heridas cortantes, quemaduras, aplastamiento, raspaduras, amputación, entre otras.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *