limpiar gafas de seguridad

¿Cómo se deben limpiar las gafas de seguridad?

El uso de gafas de seguridad y protección es obligatorio en muchas industrias, entre ellas destacamos industria química, carpintería, carpintería metálica… Pero, la mayoría de los trabajadores olvida que es igual de importante la elección y utilización de las mismas como su cuidado y mantenimiento.

En el artículo de hoy te contamos cómo limpiar gafas de seguridad para alargar su durabilidad y protección. ¡Sigue leyendo!

¿Qué debes hacer?

Las principales recomendaciones que podemos ofrecerte para limpiar gafas de seguridad están relacionadas con la forma de proceder y los materiales a utilizar principalmente.

Trucos para limpiar gafas de seguridad

Utiliza agua fría

Para limpiar nuestras gafas de seguridad, la principal recomendación es enjuagar nuestras gafas con agua fría. Esto hará que, antes de tocar la lente, eliminemos cualquier resto de polvo existe en ella. Además, que el agua sea fría ayuda a cuidar los tratamientos antivaho o antirreflejantes que suelen llevar las gafas.

Cuidado con el limpiador

Es importante elegir un limpiador de calidad que no vaya a estropear las lentes de nuestras gafas. Para ello, pueden elegirse diferentes sprays o toallitas limpia gafas específicos.

Trapo suave

Por otra parte, para la limpieza, se recomienda utilizar gamuzas de microfibra, ya que suelen ser suaves y atrapan el polvo y la suciedad que se localiza en los cristales de forma muy fácil.

Utiliza su propia funda

Una vez hemos terminado de limpiar las gafas, es recomendable guardarlas en la funda o estuche de protección para su transporte, ya que de esta forma evitaremos que puedan resultar dañadas por golpes u otro tipo de incidentes.

Cambia tus gafas cuando sea necesario

Por último, no debemos olvidar la importancia de sustituir las gafas de seguridad cuando los cristales estén rayados o las monturas tengan desperfectos, de esa forma evitaremos que las gafas no cumplan su función en un momento determinado.

¿Qué debes evitar?

Con respecto a las recomendaciones a evitar cuando limpies tus gafas de trabajo destacamos cuatro: temperatura del agua, instrumentos y productos de limpieza y conservación.

Evita esto cuando limpies tus gafas

Evita el agua caliente

De la misma forma que antes os recomendábamos el uso de agua fría, os recordamos que no es conveniente el uso de agua caliente, ya que puede alterar los tratamientos que se utilizan en los cristales y, además, podría deformar alguna parte de la montura.

No utilices elementos dañinos

En el apartado de recomendaciones, hemos incluido utilizar una gamuza suave para limpiar los cristales. Ojo con elegir algún material que pueda dañarlos, esto incluye, limpiarlas con la propia camiseta, rascarles con la uña e, incluso, utilizar un pañuelo de papel.

Cuidado con los productos de limpieza

Aunque a simple vista puede no tener importancia, muchos de los productos de limpieza que utilizamos habitualmente pueden resultar abrasivos si los utilizamos en las lentes o la montura de nuestras gafas. Destacamos, disolventes, jabones quitagrasas, líquidos de limpieza…

Por eso, se recomienda escoger productos específicos que limpien la suciedad existente sin dañar el equipo.

Apoya las gafas en las patillas

Y, por último, aunque parezca muy obvio, si en algún momento tienes que dejar tus gafas sobre alguna superficie y no tienes a mano la funda protectora, no apoyes nunca las lentes sobre la superficie y tampoco coloques ningún objeto sobre ellas, eso puede hacer que los cristales se rayen.


Es obvio que las gafas no duran para siempre y todas se acabarán rayando en mayor o menor medida con el paso del tiempo, seguir los consejos que hemos incluido más arriba es una de las mejores formas de asegurarte que tus gafas permanecen limpias y sin rayas durante el mayor tiempo posible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *