¿La ropa de trabajo se considera EPI?

Con esta cuestión se sienten identificadas un gran número de personas que cuentan en su día a día con indumentaria de trabajo. Conocer que significa el término EPI y los diferentes tipos nos va a ayudar a elegir el tipo de protección adecuado acorde a nuestras necesidades laborales, así como descubrir los tipos de protección laboral para saber cual es el tipo de EPI que más se adapte a nuestro trabajo.

 

 

¿Qué significa EPI?

El término EPI hace referencia a “equipo de protección individual”, o lo que es lo mismo, cualquier equipo llevado por un trabajador para evitar riesgos que puedan amenazar su salud o seguridad.

La ropa de trabajo EPI es la que ha sido diseñada para un trabajo eficiente, técnicamente reglamentada para determinados oficios y trabajos. Es un tipo de ropa más resistente, con materiales especiales y un diseño, comodidad, aplicación y funcionalidad concretos para cada tipo de trabajo.

Asimismo, existen diferentes equipos que, a pesar de utilizarse para la protección laboral, no están considerados como material o indumentaria EPI:

  • equipo de los servicios de socorro y salvamento
  • uniformes de militares, policías y servicios de mantenimiento del orden
  • equipo de los medios de transporte por carretera
  • material de deporte
  • material de autodefensa o de disuasión
  • aparatos portátiles para la detección y señalización de los riesgos y de los factores de molestia
  • uniformes de hostelería, auxiliares de vuelo, empleados en supermercados u otras tiendas de alimentos

 

Tipos de protección

La elección de los EPIS no es aleatoria, está basada en el estudio y evaluación de riesgos laborales preliminares y se va actualizando según los cambios de esos entornos o especificaciones laborales.

Además, a la hora de elegir un EPI apropiado, no sólo hay que tener en cuenta el nivel de seguridad necesario, sino también la comodidad para poder desenvolverte en tu actividad. Es necesario observar que tú EPI esté siempre en perfectas condiciones.

Los diferentes tipos de equipos de protección individual se pueden clasificar en diferentes categorías de protección obligatoria:

  • Vista
  • Cabeza
  • Oído
  • Vías respiratorias
  • Pies
  • Manos
  • Cuerpo
  • Cara
  • Contra caídas

 

¿Cuáles son los diferentes tipos de EPI?

Según la norma UNE-EN 340, relativa a los requisitos generales para la ropa de protección, los EPI se definen como aquellos que cubren o sustituyen a la ropa personal y que están pensados y diseñados para darnos protección contra uno o más riesgos en determinados puestos de trabajo.

Según su “nivel de prestación” o niveles relacionados con resultados de ensayos, estas categorías se pueden diferenciar y catalogar por rangos o grados según su protección y usos o según el sector al que pertenezcamos. Podemos diferenciar entre:

  • Riesgos de tipo mecánico (rozaduras, pinchazos, cortes e impactos)
  • Protección frente al calor y el fuego (llamas, transmisión o proyección de calor)
  • Riesgo químico (según tipo de químico al que se puede ver expuesta la persona y medidos por tiempos o tipo de erosión, etc.)
  • Protección frente a la intemperie (normalmente tejidos naturales con capa impermeable para bajas temperaturas, plantas de criogénicas, etc.)
  • Riesgos biológicos (medicina, industrias alimentarias o de tratamiento de residuos, por ejemplo; aún un campo en estudio)
  • Protección frente a radiaciones: ionizantes y no ionizantes (blindajes electromagnéticos, contra conductividad, impermeables especiales, etc.)
  • Ropa de alta visibilidad (con materiales fluorescentes o retroreflectividad adecuada)
  • Riesgos eléctricos (para baja y alta tensión)
  • Ropa de protección anti estática (para atmósferas explosivas o deflagrantes)

 

En conclusión:

  • Se considera EPI al equipo que debe llevar el trabajador para evitar riesgos que puedan amenazar su salud o seguridad.
  • No toda la indumentaria de protección laboral se considera EPI.
  • La elección de los EPIS se basa en el estudio y evaluación de riesgos laborales preliminares.
  • Los EPIS, según su nivel de prestación, se pueden diferenciar en varias categorías, en función del grado de protección.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *