Amor, trabajo y prevención

Amor, trabajo y prevención: una relación de tres

Amor, trabajo y prevención, tres variables aparentemente poco relacionadas y que en realidad componen una relación a 3 de lo más interesante.

En el artículo de hoy os queremos hablar de la relación existente entre la pasión y el amor por el trabajo y la aplicación de prevención y seguridad en el mismo.

Enamorado del trabajo

¿Por qué es importante estar enamorado del trabajo? Para responder a esta pregunta, tan solo debemos reflexionar sobre los riesgos psicosociales que supone no estarlo.

Aunque en multitud de empresas no se pone el foco de atención en este tipo de riesgos laborales, es importante hacerlo ya que, enfermedades como la ansiedad o el estrés también son consecuencia de aspectos no gestionados en el ámbito laboral.

Perder el amor y la pasión por el trabajo se pueden traducir en falta de motivación, falta de ganas, reducción de la atención durante la realización de tareas, falta de confianza tanto en uno mismo como en los demás… Es evidente, que esto desembocará en una reducción de la productividad por parte del trabajador, pero no será el único resultado visible.

Además, nos parece obvio que esto podría resultar en enfermedades psicosociales, pero también, en accidentes físicos. La falta de atención puede llevar a un trabajador a no colocar correctamente el arnés de seguridad y, además, a sufrir una caída en altura. Lo que podría costarle la vida.

Amor, trabajo y prevención, un ménage à trois que no solo interesa a la empresa sino también a los trabajadores.

Amor y trabajo, la relación perfecta

Cómo recuperar el amor por el trabajo

Donde hubo fuego, cenizas quedan; o al menos eso dice el refrán. Por eso, queremos resumir en 4 los consejos que pueden ayudarte a reavivar la llama de la pasión y a recuperar el amor por el trabajo.

Entiende tu posición

Como todo en la vida, nuestras tareas en el trabajo tienen una determinada importancia. A veces, si no entendemos cuál es nuestro papel dentro de la empresa podemos sentirnos “fuera de lugar”. Por eso, lo primero que debemos hacer es comprender cuál es la relevancia de las tareas que desempeñamos. Conocer qué estamos aportando nos ayudará a sentir que hacemos algo importante para que la organización evolucione favorablemente.

En este sentido, las empresas también tienen su parte de importancia. A la vez que se exigen resultados por parte de los trabajadores, se deben dar “palmaditas en la espalda” ayudando a que estos se sientan parte de la organización. Puede hacerse, por ejemplo, incluyéndolo en la toma de ciertas decisiones o informándole de la evolución de la organización a nivel general.

Confianza en uno mismo

Si has llegado hasta aquí y has sido capaz de conseguir cada una de las cosas que has conseguido, no dejes de confiar en ti. Eres capaz de conseguirlo una vez más.

Evitar perder la confianza en uno mismo es uno de los principales desafíos que pueden presentarse a un trabajador. Para ello, la empresa, una vez más, tiene la obligación de trabajar, junto al empleado, esta parcela para que este se sienta motivado.

Homer Simpson ha perdido la confianza

Cada problema tiene una solución

Por otra parte, no debes olvidar que los problemas tienen solución. Sea más drástica o menos, lo importante es ser capaces de encontrarla y aplicarla.

Y, si no puedes tu solo, apóyate en el resto del equipo. Al final, debemos ser capaces de ver la empresa como un equipo profesional de remo. Si a uno de los miembros se les rompe el remo no puede quedarse quieto, debe, al menos, mantener la actitud para apoyar al resto.

Sal de tu zona de confort

Y si todo esto no funciona, quizás ha llegado el momento de pasar página. Todos debemos ser conscientes de que las relaciones tóxicas nunca acaban bien.

Entonces, puede que haya llegado el momento de buscar nuevos desafíos. Ojo, no tiene por qué ser fuera de la empresa, esos desafíos pueden ser, perfectamente, un nuevo puesto dentro de la organización, un cambio de aires o un cambio de objetivos.

Y, por supuesto, cuando es imposible crecer, puede que salir de tu zona de confort solo sea posible diciendo adiós.

Desafíos en amor y trabajo

Ya sabéis que, para nosotros, todo tiene relación con la prevención de riesgos laborales. Podéis ponernos a prueba si queréis, pero, ya habéis visto como vemos relación hasta en el día de San Valentín. Los enamorados del trabajo también tienen cabida en el día más romántico del año.

Nosotros, como enamorados de la seguridad de los trabajadores que somos y apasionados de los animales, os esperamos con un nuevo artículo la próxima semana. Ya podéis comenzar a pensar cuál será la relación que une ambos topics.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *