Trucos para afrontar el teletrabajo

Trucos para afrontar el teletrabajo con niños

El recién instaurado estado de alarma en el país, hace que afrontemos las próximas semanas con incertidumbre. Nos esperan 15 días, cuanto menos, complicados para todos. Para aquellos que trabajan de forma habitual porque se exponen al temido contagio por coronavirus. Y, para aquellos que cambian sus rutinas, porque es difícil adaptarse a un cambio de estas características. 

Esta situación influye tanto a los que tienen parón en el trabajo porque no pueden desarrollar sus actividades como a los que por primera vez se enfrentan al famoso teletrabajo.

El caso es que, por unas cosas u otras, todos nos vemos afectados por la alerta sanitaria que estamos viviendo y todos debemos poner de nuestra parte para que se solucione de la mejor y más rápida manera posible.

Jim Carrey haciendo teletrabajo en Como Dios

¿Qué es el teletrabajo y cómo puedo afrontarlo?

Para aquellos que todavía no sepan qué es elteletrabajo’ deben saber que es una forma flexible de trabajo que consiste en el desempeño de las tareas profesionales sin la presencia física del trabajador en la empresa. La forma más común de teletrabajo a día de hoy es el trabajo en casa.

Os estaréis preguntando cómo hace teletrabajo un médico. Y ahí es donde está el quid de la cuestión. En realidad, hay trabajadores que, por la naturaleza de sus puestos, no tienen posibilidad de realizar teletrabajo, como, por ejemplo, personal sanitario, repartidores o cuerpos de seguridad.

Homer Simpson teletrabajo

5 trucos para afrontar el teletrabajo

Aunque en nuestro país el teletrabajo todavía está despegando, la realidad es que este periodo forzado ayudará a cambiar hábitos en el trabajo de muchos profesionales. Por eso, muchos de los trucos que os vamos a dar para realizar trabajo en casa no solo son útiles para llevar lo mejor posible los próximos días y no descender en productividad, sino que también pueden ayudarnos una vez que volvamos a la rutina y nuestras costumbres laborales cambien.

Muchos de los siguientes parecen obvios, pero, recuerda, ¡no te dejes ni uno! Lo agradecerás.

Checklist tomando nota

Prepara y acondiciona tu espacio

Antes de comenzar es importante no, importantísimo, preparar una zona de trabajo con una buena mesa y una buena silla que te permita estar lo más cómodo posible durante la jornada de trabajo.

Olvida que estás en casa y que en salón hay un cómodo sofá o una confortable cama en la habitación, siéntate en tu escritorio y, ¡al lío!

Utiliza tu ropa habitual

Un momento, bajen las armas. Evidentemente, si tu indumentaria de trabajo consta de un bonito traje a lo Sheldon Cooper, igual no es lo más cómodo para trabajar en casa. Pero, a lo que queremos referirnos es a que sigas la misma rutina que sigues cuando sales de casa para ir al trabajo. Si te levantas de la cama y con el pijama inicias tu jornada, cuando este acabe no sabrás qué días es ni en qué año estamos.

Así que nuestra recomendación es que dejes el pijama únicamente para dormir y para el trabajo escojas ropa cómoda

Establece unos horarios y rutina

Uno de los consejos que más puede ayudarte estos días es tratar de seguir una rutina y actuar con normalidad dentro de la poca normalidad que la situación conlleva.

Si acostumbras a levantarte temprano, ducharte, desayunar y marchar al trabajo, ¡hazlo! No dejes que la situación te confunda.  Es importante que sigamos manteniendo nuestra higiene personal, esto nos hará sentirnos bien.

Si en la oficina o lugar de trabajo sueles tomar un ‘break’ a media mañana, hazlo también en casa, y aprovéchalo de la misma forma que sueles hacer en el trabajo. Para tomar un café, para revisar las redes… 

Mantra: no estás en casa

Algo que no debemos olvidar es que, aunque estemos realizando teletrabajo y estemos en casa, debemos comprender que no estamos en casa y también debemos hacer entender al resto de los miembros del hogar que no deben interrumpirte en tus tareas.

Además, no aproveches los descansos para realizar cualquier tipo de tarea del hogar como poner o tender la lavadora o preparar la comida. Recuerda, sigue tu rutina. Tenemos tiempo al terminar la jornada de poner lavadoras, limpiar o planchar.

Repite conmigo: “no estoy en casa, estoy trabajando”.

Bob Esponja meditando

Disfruta el teletrabajo

Y, por último, no olvides disfrutar la situación. Si nunca habías tenido la oportunidad de trabajar desde casa, es el momento para que disfrutes del trabajo dentro de casa. Si tardabas 30 minutos en llegar al trabajo puedes aprovechar para realizar otras tareas en ese tiempo, como por ejemplo dormir 😉 o si lo prefieres realiza algún tipo de ejercicio que te ayude a empezar con buen pie el día (estiramientos, meditación, etc…)

¿Cómo afrontar el teletrabajo con niños?

Una vez que ya conocéis los trucos que podéis, y debéis, seguir para trabajar en casa estos días, pensaréis que es muy bonito para todo aquel que vive solo, en pareja o con hijos mayores. Sin embargo, ¿qué ocurre con los que tenemos niños pequeños? ¿Los tiramos por la ventana? ¿Nos tiramos nosotros? ¿Los tiramos primero a ellos y después nosotros?

No, no, y mil veces no. Evidentemente, tenemos que reconocer que a esta situación se le suma la dificultad de tener niños y tener que permanecer en casa sin salir. Por eso, también queremos recoger una serie de trucos para que la situación sea lo más liviana posible para mayores y pequeños. Y, además, os proponemos hacer una colecta común y que nos dejéis comentarios con vuestros trucos particulares.

Trucos para teletrabajar con niños

Padre haciendo teletrabajo en casa con su hija

Explícales la situación

Evidentemente, los niños se encuentran en la misma situación que nosotros, no están en casa de forma voluntaria y su exceso de energía hace que no paren ni un segundo.

Es importante hacerles saber cuál es la situación en la que estamos y por qué deben permanecer en casa. Aunque, evidentemente esto solo será posible a partir de una cierta edad.

Continuamos con la rutina

Al igual que ocurre con nosotros, debemos tratar de seguir una rutina con los niños para que, una vez que volvamos a la rutina habitual, no sea tan difícil para ellos. 

Por lo tanto, por la mañana pueden realizar tareas del colegio, bien sean aquellas que desde el colegio se han impuesto o bien sean tareas de aprendizaje interactivo que podemos sacar de internet.

No todo es perfecto

Aunque en situaciones normales establecemos normas y prohibiciones con respecto a cuáles son las cosas que sí se pueden hacer y cuáles no, al tratarse esta de una situación excepcional, es importante que nosotros mismos seamos los primeros que desarrollemos nuestra paciencia. ¿Hasta dónde? Hasta le infinito y más allá.

Ya, ya lo sé, no se puede correr por el pasillo, ni saltar en la cama, ni jugar al balón en el salón, y, entonces, ¿qué se puede hacer? Dirán los niños. Quizás, como excepción, podemos dejar que los niños realicen actividades y tareas que comúnmente no pueden realizar en casa para que liberen parte de su energía y eso les ayude a estar más calmados el resto del día.

Igual lo de nadar en la bañera como sustituto a la natación no es del todo factible, pero seguro que hay algo que a ellos se les ocurre 😉


Es difícil, muuuuy difícil recoger en un listado una serie de consejos para ayudar a que los niños pasen la cuarentena de la forma más liviana posible. Porque cada niño tiene un carácter y unas necesidades. Tan solo esperamos que algunos de los trucos anteriores te ayuden a llevar la cuarentena con la mejor de tus sonrisas.

Os esperamos en el próximo artículo workers. Ánimo y que nos sea leve 😉

Por todos y para todos, este esfuerzo es cosa de todos.


Artículos recomendados:

«Wellness y bienestar laboral«

«Tipos y motivos de la fatiga laboral«

https://www.prolaboral.es/

Deja un comentario