Diferentes tipos de filtros respiratorios y cómo elegirlos

Tipos de filtros respiratorios

Durante los últimos meses se ha hablado mucho sobre mascarillas, máscaras y semimáscaras de protección respiratoria, sin embargo, son pocos los que conocen el uso correcto de los diferentes filtros respiratorios.

En este artículo vamos a contarte cuáles son los diferentes tipos de filtros de protección respiratoria y cómo elegirlos para que la protección no sea un problema en el trabajo. ¡Sigue leyendo!

Cómo elegir mi respirador de protección

Evidentemente, antes de elegir el filtro respiratorio que vamos a utilizar, debemos saber qué tipo de protección necesitamos para evitar enfermedades respiratorias. Y, para ello, debemos saber cuáles son los peligros a los que nos enfrentamos, así como los requisitos del trabajo y las condiciones externas que pueden influir en nuestra seguridad.

Tendremos la posibilidad de elegir entre mascarillas, semi máscaras con filtro, máscaras completas con filtro, equipos de respiración autónoma, equipos motorizados… Cada uno con un marcado diferente y un factor de protección nominal determinado. El factor de protección nominal o FPN se refiere a la relación que existen entre la concentración de un contaminante en el ambiente y su posible concentración en el interior del equipo de protección respiratoria

Próximamente en otro post hablaremos sobre los diferentes tipos de equipos de protección respiratoria que podemos elegir, sin embargo, hoy queremos centrarnos en los tipos de filtros respiratorios.

Mascarillas con filtros respiratorios para limpieza

Tipos de filtros respiratorios

Evidentemente, como todos sabemos en cada profesión son unos los contaminantes de los que debemos protegernos. No es lo mismo un carpintero que un químico, por eso, además de elegir entre mascarillas, máscaras completas y semimáscaras, también debemos elegir adecuadamente los tipos de filtros respiratorios que utilizamos.

Filtros contra partículas y aerosoles

Los filtros contra partículas y aerosoles vienen marcados con la letra P y el color blanco. Estos pueden subdividirse en 3 en función del nivel de eficacia que ofrezcan. Por lo tanto, tendremos filtros contra partículas de baja eficacia (P1), filtros para partículas de eficacia media (P2) y filtros de alta eficacia para partículas (P3).

Además, en función de si se utiliza una máscara completa o una semimáscara el nivel de protección será diferente. Por ejemplo, si utilizamos una máscara completa con un filtro P2 tendremos una protección superior que si usamos ese mismo filtro con una media máscara.

¿Quiénes suelen utilizar filtros para partículas y aerosoles? Los trabajadores que suelen utilizar filtros respiratorios para partículas de clase 3 (P3) son aquellos que trabajan, por ejemplo, con fibras de lana.

Filtros contra gases y vapores

Por otra parte, tenemos los filtros respiratorios contra gases y vapores, en este caso, existen diferentes clasificaciones en función de las características de los gases y vapores a los que se enfrenten los trabajadores.

Filtros para gases y vapores orgánicos

Primero tenemos los filtros respiratorios para gases y vapores orgánicos. Estos, a su vez, pueden ser de dos tipos dependiendo del punto de ebullición (P.E.) de los mismos.

  • Los filtros que se utilizan para proteger contra gases y vapores con punto de ebullición menor o igual a 65ºC son los marcados con las letras AX. Estos no pueden reutilizarse y solo deben usarse tal y como llegan de fábrica.

  • Por otra parte, los filtros respiratorios que se utilizan contra gases y vapores orgánicos con P.E. superiores a 65ºC vienen marcados con la letra A. Estos, además, se dividen en 3 en función del nivel de protección, de la misma forma que ocurría con los filtros contra partículas.

Ambos comparten código de color, los dos tipos se identifican con el color marrón y, dado que es más fácil confundirlos es fundamental prestar atención a las letras del marcado.

Filtros para gases y vapores inorgánicos

Los filtros contra gases y vapores inorgánicos, por su parte, utilizan la letra B como marcaje y el color gris. Al igual que ocurría con los anteriores, se agrupan en tres clases en función del nivel de protección.

Este tipo de filtros son utilizados por profesionales que trabajan con elementos como el cloro, el ácido sulfhídrico o el ácido cianhídrico, entre otros.

Filtros respiratorios contra gases inorgánicos

Otros filtros para gases y vapores

Y, por último, tenemos otro tipo de filtros respiratorios para gases y vapores, entre ellos:

  • Filtros para gases y vapores de dióxido de azufre y vapores ácidos como el ácido clorhídrico. Estos están marcados con la letra E y el color amarillo.

  • Por otra parte, los filtros para gases y vapores de amoníaco y compuestos derivados del amoníaco. Están marcado con la letra K y se representan con el color verde.

  • Y, por último, los filtros contra gases y vapores específicos marcados con las letras SX que resultan de la combinación de alguno de los filtros respiratorios contra gases y vapores mencionados anteriormente, a excepción de los filtros AX.

Filtros contra partículas, gases y vapores

Una vez que ya sabemos para qué sirve cada tipo de filtro y cómo vienen marcados, no podemos olvidar que existen filtros que combinan la protección que ofrecen los diferentes filtros respiratorios por separado.

Dos filtros propios dentro de este grupo son:

  • El filtro marcado con las letras NO, es aquel que protege contra gases nitrosos, incluyendo el monóxido de nitrógeno. Su color representativo es el azul y una de las características más importantes de esos filtros es que no se puede reutilizar, hay que desecharlo tras su uso.

  • Y, el filtro marcado con las letras Hg, contra vapor de mercurio. Representado con el color rojo/blanco o fucsia, dependiendo del proveedor. Su característica principal es que solo puede utilizarse durante 50 horas según la EN 14387, pasado ese tiempo el efecto del filtro disminuye.

Por ejemplo, los trabajadores de la industria química que fabrican disolventes utilizan filtros respiratorios combinados ya que se exponen a diversos tipos de contaminantes de naturalezas diferentes.

Es muy sencillo, una vez que se comprende cuál es la utilidad de cada uno de los filtros por separado, comprender para qué sirve un determinado filtro combinado. Por ejemplo, el que tenemos a continuación es un filtro combinado que incluye protección contra:

  • A: Gases y vapores orgánicos con punto de ebullición superior a 65ºC.

  • B: Gases y vapores inorgánicos.

  • E: Gases y vapores de dióxido de azufre y vapores ácidos como el clorhídrico.

  • K: Gases y vapores de amoniaco y compuestos derivados.

Filtros respiratorios combinados A1B1E1K1

Mini consejo

Un último truco que queremos contaros antes de despedirnos es que habitualmente en las tiendas online en las que se pueden adquirir filtros respiratorios los encontramos valorados de uno en uno, es decir, el precio de venta es unitario. Sin embargo, solo se pueden comprar por pares. Eso quiere decir que al añadirlos al carrito solo nos deja 2, 4, 6… y así sucesivamente. Pero eso no quiere decir que estemos comprando 2 pares, 4 pares o 6 pares, eso quiere decir que recibiremos 2 filtros, 4 filtros, 6 filtros…

Este es un tema que genera muchas confusiones para todos aquellos que no están acostumbrados a adquirir este tipo de productos, ya que cuando los reciben creen haber comprado 2 pares, aunque, en realidad, han adquirido 2 unidades. Nuestra recomendación es que antes de comprarlos consultéis con el vendedor para que pueda informaros mejor.

Toma nota de los consejos sobre filtros respiratorios

Ahora sí, hemos llegado al final del artículo de hoy, esperamos que hayáis aprendido mucho sobre filtros respiratorios y protección respiratoria en general. Y, cómo siempre decimos, aunque es importante que como empresarios o trabajadores sepamos cuál es la protección que necesitamos, siempre debemos consultar con nuestro técnico en prevención de riesgos laborales de confianza. Será la persona que podrá hacer una evaluación exhaustiva de nuestro puesto y, por lo tanto, nos recomendará la protección más eficaz. Zapatero, a tus zapatos, hazle caso a tu prevencionista 😉

Nos vemos en el próximo artículo en el que hablaremos sobre una técnica muy especial para reforzar la seguridad y salud en el trabajo. ¡No te lo pierdas! ☺

Deja un comentario