Ropa de trabajo para el frío

Ropa de trabajo para frío

Existen puestos de trabajo que implican una exposición inevitable al frío. Y se sabe que cuando nuestro cuerpo entra en contacto con bajas temperaturas reacciona de manera particular. Todo esto puede influir en nuestro desempeño laboral.

Por este motivo, es importante tomar medidas durante la época más fría del año, para evitar sufrir contratiempos relacionados con las temperaturas.

Una de las principales medidas que se deben seguir para evitar los accidentes relacionados con las bajas temperaturas es la correcta elección de la ropa de trabajo para el frío.

Por eso hoy te contamos la importancia de elegir bien tu ropa de trabajo para el frío, algunos consejos para seleccionarla y algún que otro ejemplo. ¡No te lo pierdas!

Ropa de trabajo para el frío

Indumentaria laboral de invierno

Como bien sabemos, el calor no es el único agente ambiental que puede causar problemas y lesiones a los trabajadores de unas determinadas industrias. La exposición continuada y sin protección a ambientes fríos supone numerosos riesgos para los profesionales.

Para evitarlos, se pueden tomar diferentes medidas como el uso de pantallas cortaviento en exteriores o la ingesta de líquidos calientes, entre otros. Aunque, en este artículo nos centramos en la elección y el ajuste de la ropa de trabajo para el frío.

Características de la ropa de trabajo para el frío

Las características que nuestra indumentaria de trabajo para el frío debe cumplir son las siguientes:

Primero, debe otorgar aislamiento térmico, es decir, el material con el que está confeccionada la ropa debe aportar resistencia al paso del frío y, además, debe permitir un buen ajuste al cuerpo.

En segundo lugar, debe aportar la suficiente resistencia térmica. Esto quiere decir que los materiales que la constituyen deben oponer el paso del frío y, a su vez, la fuga de calor corporal.

Por otra parte, para que la indumentaria de trabajo sea adecuada a entornos fríos, debe evitar la penetración de aire.

También debe haber pasado satisfactoriamente los ensayos de penetración de agua. Este ensayo es una prueba en la que se mide la presión que un tejido soporta de una masa determinada antes de traspasarlo.

Por último, la prenda debe ser resistente al vapor de agua. Esta característica se evalúa cuando la ropa de protección laboral es resistente a la penetración del agua.

Frozen no utiliza ropa de trabajo para el frío

Razones para usar ropa de trabajo para el frío

Como bien sabemos, la ropa de trabajo cumple una importante labor a diario en la vida de los trabajadores. Hay sectores que la utilizan como una forma de crear conciencia de marca y sentimiento de pertenencia a la compañía por parte de los trabajadores.

Sin embargo, hay otros que, además de por dichos motivos, utilizan una indumentaria laboral específica para otorgar seguridad laboral a los trabajadores.

En sectores con exposición a ambientes hostiles, la ropa de trabajo para el frío se utiliza, sobre todo, con el objetivo de conseguir:

  • Protección ante todo, aunque dependiendo de qué sector sea se requerirá una indumentaria más o menos rigurosa en lo que a normativa se refiere.
  • También se busca protección a nivel legal. Ya que, como hemos comentado más arriba, las empresas están en la obligación de hacer que se cumpla la normativa de PRL.
  • En sectores como el alimentario, del que hablaremos más abajo, la higiene también es un motivo fundamental. El correcto uso de ropa de trabajo es sinónimo de seguridad e higiene, fundamentales a nivel legal y a nivel social.
  • Por último y, como ya hemos comentado anteriormente, la identificación y el sentimiento de pertenencia también son un motivo para el uso de ropa de trabajo. Ya que puede ayudar a identificar a los empleados de una empresa y ayudar a que se les identifique o reconozca fácilmente.

La industria alimentaria, un ejemplo

Una indumentaria de trabajo adecuada disminuye el número de accidentes laborales, pero en especial, en el sector alimentario cumple además, otras funciones como las descritas anteriormente.

El vestuario laboral diseñado específicamente para la industria alimentaria (empresas encargadas de la elaboración, transformación, preparación, conservación y envasado de los alimentos de consumo humano y animal) se compone de un uniforme de invierno capaz de proteger del frío. Para ello, estará confeccionado con materiales acordes y específicos a la época, por ejemplo, con tejidos como poliéster, nylon y acolchados que aseguren trabajar en condiciones climáticas adecuadas en los puestos de trabajo.

El objetivo de utilizar ropa de trabajo para frío en el sector alimentario es limitar la contaminación de los productos, tanto los que proceden del exterior de la empresa como los que vienen de los propios trabajadores. Aunque, obviamente, no debemos olvidar la función estética y la protectora que suponen para el empleado.

En suma, la indumentaria laboral garantiza la seguridad de los empleados y a la larga supone una mayor productividad para la empresa. Los trabajadores deben utilizar la indumentaria adecuada a su profesión y a las condiciones donde se desarrolle su puesto para asegurar que se cumplen las medidas de protección laboral.

www.prolaboral.es 

Deja una respuesta