Ahora o nunca… Retos para reducir los riesgos laborales

Retos para reducir los accidentes laborales

Como ya os dijimos en el último post, “Wellness y bienestar laboral” (sí, nos repetimos más que el ajo), por desgracia, a día de hoy los accidentes laborales siguen estando a la orden del día. 

La buena noticia es que, con el paso del tiempo, la concienciación, los cursos de prevención de riesgos laborales, la implementación de programas de seguridad y salud en el trabajo, … se observan notables reducciones en el número de accidentes en el trabajo, sin embargo, todavía queda mucho camino por recorrer. 

Por ese y otros motivos hoy queremos hacer un recorrido por algunos de los retos que todavía están pendientes de mejora en cuestión de prevención de riesgos laborales (PRL). 

Antes de contaros cuáles son los retos pendientes de mejora en cuestión de PRL os queremos contar por qué siguen existiendo dichos retos y, os vais a sorprender, en la mayoría de ocasiones somos nosotros mismos quienes nos ponemos en peligro, y si no, mirad este trabajador con una excavadora, sin casco ni nada…

Malas prácticas en el trabajo

Con motivo de la celebración del Día mundial de la seguridad y salud en el trabajo compartimos un post donde rebatimos algunas de las excusas más habituales de los trabajadores para no utilizar los equipos de protección individual en sus puestos de trabajo, como por ejemplo:

Frase típica para evitar la prevención en riesgos laborales

La cuestión es que no solo nos ponemos en peligro con este tipo de comentarios y acciones, también lo hacemos cuando: 

  • También cuando no participamos en los simulacros de evacuación, que son las situaciones más realistas en las que podremos aprender qué podría ocurrir y cómo deberíamos actuar en caso de que se produzca alguna situación de peligro.

  • Cuando subestimamos los riesgos laborales que nos esperan en cada movimiento también nos ponemos en peligro, esta es una de las ocasiones en las que más arriesgamos nuestra propia salud. Ya lo dicen por ahí, “persona precavida vale por dos”.

  • La última ocasión que queremos reflejar de las muchas que existen es cuando no informamos a nuestro responsable de prevención de riesgos laborales sobre ciertas condiciones deficientes en el trabajo y/o sobre ciertos actos inseguros que se llevan a cabo en las zonas de trabajo.

Estas son solo algunas de las acciones que nos hacen estar en la cuerda floja cada día, estamos seguros que a vosotros se os ocurren muchas más… Déjanos en los comentarios cuáles te vienen a la mente a ti.

Retos pendientes en materia de seguridad laboral

Todos sabemos que los cambios son difíciles, eso ha sido así siempre y no va a dejar de serlo ahora. Y más difíciles aún si trata de cambios de nuestras costumbres, sobre todo si son costumbres relacionadas con nuestra seguridad en el trabajo

Para muchos, cambiar las malas praxis en el trabajo se les presenta como un reto imposible, pero nosotros creemos que, si todos ponemos de nuestra parte, todo se puede lograr. 

Entonces, ¿cuáles son los retos pendientes en materia de seguridad laboral?

  • El primero, tanto en nuestra lista como en importancia, es la organización. Nos referimos con organización al estudio de los diferentes puestos y consecuentes riesgos laborales a los que se enfrentan nuestros trabajadores. 

  • A continuación os mostramos uno de los retos más infravalorados en algunos casos: El fomento del uso de los EPIS. Ya no sólo es importante hacer saber a los trabajadores para qué sirven y cómo se usan los equipos de protección individual, a día de hoy, lo más importante es proporcionarlos y hacer entender a los trabajadores que su uso es obligatorio.

  • Otro aspecto todavía pendiente en esta materia es una formación real de los trabajadores. ¿Qué queremos decir con esto? Pues que además de disponer de la capacitación profesional adecuada, es importante que los trabajadores reciban cursos de prevención de riesgos laborales. Además, es necesario que cada trabajador conozca los riesgos a los que se enfrenta para que de forma consciente los evite. 

  • Cumplimiento de las medidas de prevención, esto simplemente se refiere a fomentar la participación de los trabajadores en las decisiones preventivas. Tener un plan de prevención de riesgos laborales es beneficio para todos.

  • Por último, pero no por ello menos importante, encontramos la vigilancia del estado de salud de los trabajadores. Esta actividad permitirá identificar algunos daños derivados de riesgos no detectados.


Y vosotros, después de este repaso, ¿habéis detectado algún otro ejemplo de malas prácticas entre vuestros compañeros o, incluso, en vosotros mismos? Escribe un comentario abajo y cuéntanos cómo se podría mejorar, ya sabéis que nos encanta aprender. 

Deja un comentario