Conoce la normativa trabajos en altura

Normativa trabajos en altura

En varias ocasiones os hemos hablado de trabajos verticales en altura, os hemos explicado qué son o qué tipo de protección se debe utilizar en función del trabajo que realice. Sin embargo, en el artículo de hoy, queremos centrarnos en cómo se regulan y cuál es la normativa trabajos en altura. ¿Quieres descubrirlo? ¡Sigue leyendo!

¿Qué son trabajos en altura?

Lo cierto es que no existe una definición oficial para determinar qué son trabajos en altura, aunque sí podemos entender que los trabajos verticales incluyen cualquier actividad que se realice 2 metros por encima del nivel del suelo o a más de 3,5 metros de altura y en los que existe la posibilidad de que se produzca una caída.

¿Por qué más de 2 metros sobre el suelo? Se consideran trabajos en altura aquellos que se realizan a 2 metros sobre el nivel del suelo porque esta es la distancia media que existe entre la superficie en la que está el trabajador y el siguiente nivel sobre el que caería el trabajador si no utilizase ningún equipo de protección en altura.

Algunos de los trabajos en altura más comunes suelen ser los que se realizan con la ayuda de un andamio, con escaleras, en cubiertas, postes o plataformas, o los trabajos en pozos y excavaciones. Ya os hablamos de ellos en alguno de nuestros anteriores artículos, te invitamos a leer, por ejemplo, “PRL en trabajos verticales en altura”, donde te contamos qué son, qué riesgos suponen los trabajos verticales y cómo prevenirlos.

Normativa trabajos en altura

Si has llegado aquí, es porque ya sabes que existen multitud de equipos de protección en altura diferentes para protegernos de las caídas cuando realizamos trabajos verticales. Cada uno de ellos sujetos a una normativa trabajos en altura diferente.

Nuestro objetivo de hoy es que sepas diferenciar cuál es la normativa que aplicada a cada dispositivo y, así, sepas elegir correctamente aquellos EPIS que la cumplen de aquellos que no lo hacen.

Normativa trabajos en altura

UNE EN 353-1: 2014 + A1: 2017

La normativa trabajos en altura UNE EN 353 recoge una serie de instrucción en lo que a ensayo, requisitos y marcado que los dispositivos anticaídas deben cumplir. Se divide en dos en función de si la línea de anclaje es flexible o rígida.

UNE EN 353-1: 2014 + A1: 2017

Como ya os hemos comentado, el primer subapartado de la norma UNE EN 353 recoge las especificaciones que deben cumplir los dispositivos anticaídas deslizante sobre líneas de anclaje fíjas.

Estos son dispositivos anticaídas deslizantes que incluyen un bloqueo automático unido a la línea de anclaje rígida y un elemento de amarre que se coloca en el dispositivo deslizante.

Suelen colocarse en escaleras o sistema de elevación que cuentan con las estructuras apropiadas para garantizar la seguridad del operario.

UNE EN 353-2: 2002

Por su parte, la normativa UNE EN 353-2: 2002 se encarga de recoger los requisitos que deben cumplir los dispositivos deslizantes sobre líneas de anclaje flexibles. Estas son dispositivos anticaídas con bloqueo automático unido a la línea de anclaje y un elemento de amarre que se fija en el dispositivo deslizante.

UNE EN 354: 2011

La norma UNE EN 354 de 2011 regula los ensayos, requisitos y marcado de los elementos de amarre. Estos son un tipo de equipos de protección individual contra caídas en altura que puede constar de una cuerda de fibras, un cable metálico, una banda o una cadena.

Su función es la de conectar los sistemas anticaídas y suelen utilizarse muy a menudo junto a los absobedores de energía, de los que hablaremos más adelante.

UNE EN 355: 2002

Por su parte, la norma que se encarga de regular los ensayos y de establecer los requisitos y el marcado de los absorbedores de energía es la UNE EN 355: 2002.

Su función es la de disipar la energía cinética que se genera cuando un operario cae mientras realiza trabajos en altura. Y, tal y como hemos dicho en el apartado anterior, se utiliza junto a los elementos de amarre.

UNE EN 358: 2000

Los cinturones de sujeción y retención y los componentes de amarre necesarios para la sujeción, se regulan bajo la norma UNE EN 358: 2000.

La función que cumplen es la de mantener al usuario en una posición erguida en su puesto de trabajo facilitando su seguridad y evitando que alcance un punto desde el que pueda caer.

UNE EN 360: 2002

¿Qué son los dispositivos anticaídas retráctiles? Estos dispositivos disponen de una función de bloqueo automático y de un mecanismo de tensión y retroceso del elemento de amarre. Se trata de un dispositivo que puede integrar un medio de disipación de energía o un absorbedor para reducir la tensión, como hemos explicado más arriba.

Estos últimos se incluyen para evitar el síndrome del arnés, una patología que poco conocida que pueden sufrir los operarios que realizan trabajos en altura y que puede llegar a tener resultados fatales.

La normativa que regula que estos elementos es la UNE EN 360, que fue revisada, por última vez en 2002 pero, para la que ya hay sustituto, la PNE-prEN 360.

UNE EN 361: 2002

Los arneses anticaídas, son esos equipos de protección individual contra caídas que se rigen por la norma UNE EN 631 revisada en el 2002.

Los arneses anticaídas son dispositivos de prensión del cuerpo cuyo objetivo es parar una posible caída cuando se trabaja en alturas. Dado que algunos pueden incorporar cinturones de sujeción o arneses de asiento, es importante que todos sepamos que ni unos, ni los otros deben utilizarse como sistemas de prensión del cuerpo en caídas. 

Trabajos de limpiezas en altura

UNE EN 362: 2005

Esta norma europea es específica para los conectores, sus requisitos, métodos de ensayo, marcado y la información suministrada por el fabricante sobre los mismos.

Los conectores que cumplen con la norma UNE EN 362, revisada por última vez en 2005, garantizan que cumplen su función correctamente sin peligro de roturas o fallos durante su uso.

UNE EN 363: 2018

La UNE EN 363: 2018 es la normativa que regula los sistemas de protección contra caídas. Según dicha norma, un sistema anticaídas funciona limitando la fuerza de impacto que se genera en el cuerpo del usuario cuando sufre una caída.

UNE EN 365: 2005

¿Cómo se regulan los requisitos generales para instrucciones de uso y marcado? En este caso, es la norma UNE EN 365: 2005 la que se encarga de especificar cómo deben ser las instrucciones de uso, el mantenimiento de los equipos, la revisión de los mismos y el marcado y el embalaje de los equipos de protección para trabajos en altura.

Por ejemplo, esta norma especifica que, aunque es esencial, antes de cada uso, revisar e inspeccionar visual y tácticamente los equipos que se usaran para comprobar que todo es correcto y están en perfecto estado; el momento de la revisión completa dependerá de las instrucciones del fabricante.

UNE EN 364: 1993

Pues sí, los métodos de ensayo de los equipos y cada uno de sus componentes también se regula bajo una norma armonizada específica, en este caso la UNE EN 364: 1997.

La forma de demostrar que cada uno de los ensayos que se aplican en un determinado equipo verifican su correcto funcionamiento es regular esos métodos de ensayo y asegurarse de que cumplan unos requisitos específicos.

UNE EN 795: 2012

Por su parte, la normativa UNE EN 795 fue revisada por última vez en 2012 y continúa vigente desde entonces. Se encarga de establecer los requisitos y ensayos de los dispositivos de anclaje que se utilizan en trabajos en altura.

Los dispositivos de anclaje son los elementos a los que el equipo de protección individual en altura se sujeta. Existen diferentes tipos, tales como anclajes estructurales, anclajes transportables o anclajes que emplean cables flexibles o rígidos, entre otros.


Workers, ¡por fin! Hemos llegado al final de nuestro artículo de hoy. Esperamos que os haya resultado de interés y que os haya ayudado a conocer cuál es la normativa trabajos en altura que regula cada uno de los equipos de protección que se utilizan en trabajos verticales.

Os esperamos muy pronto con un nuevo artículo ☺

Deja un comentario