Por qué debes usar guantes de trabajo para el frío | Prolaboral
Guantes de trabajo para el frío

Por qué tienes que usar guantes de trabajo para el frío

¿Alguna vez te has planteado por que tienes las manos frías todo el tiempo? Aunque no lo creas tiene una explicación de lo más sencilla y, ahora que el invierno ha llegado, somos muchos los que nos lo preguntamos.

En el artículo de hoy, no solo te vamos a contar por qué se enfrían tus manos tan rápido en invierno, sino también por qué tienes que usar guantes de trabajo para el frío. Además, te ofrecemos un bonus que te ayudará a mantener tus manos calentitas todo el día. Si quieres descubrir de qué se trata, sigue leyendo.

Por qué se enfrían las manos

Como todos sabemos, el cuerpo humano se encuentra a una temperatura de unos 36,5º C de media, aunque como todo en la vida, existen excepciones. Cuando las condiciones climáticas influyen en nuestra temperatura corporal reduciéndola, el cuerpo se protege con mecanismos como sacrificar partes del cuerpo no vitales para evitar pérdidas de calor.

Cuando hablamos de manos frías debemos tener en cuenta que el cuerpo está aplicando todos los mecanismos necesarios para evitar el enfriamiento total.

La sangre circula a través del cuerpo humano con la función de calentarlo, entre otras cosas. Cuando esta se acerca a la superficie se expone a mayores pérdidas de calor. Por eso, ahí es donde actúan los mecanismos de defensa del cuerpo. Evitan que la sangre se acerque a las superficies donde existen mayores probabilidades de perder el calor y tan solo se queda circulando por los órganos vitales.

Frozen manos congeladas

Y, ¿qué pasa con las manos?

Lo cierto es que esto no solo le ocurre a las manos, también pasa, por ejemplo con los pies, entre otras partes del cuerpo.

Las extremidades en general son unas de las partes del cuerpo más factibles de «sacrificar» para evitar el enfriamiento ya que están bastante alejadas del cuerpo, además, es una de las partes más expuestas. Y, encima, tienen una superficie de exposición muy alta. Vamos, que son la parte perfecta para sacrificar y así, mantener el calor en el resto del cuerpo.

Tipos de guantes de trabajo para el frío existen

Existen multitud de tipos de guantes de trabajo para el frío y en esto, ocurre como en todo, depende de cuál sea la tarea a realizar y del trabajador que los necesite.

En Prolaboral contamos con diferentes opciones, entre las que destacamos los guantes de latex, los de PVC o los que cuentan con tejido Thermastat de Dupont.

Espuma de poliuretano

Los guantes de espuma de poliuretano son una de las opciones más recomendadas para trabajos en exterior, como por ejemplos que realiza el personal de la construcción. Además, también se recomiendan para almacenamiento en cámaras frigoríficas e, incluso, para el tratamiento de madera.

Son unos guantes de trabajo para el frío muy versátiles que no reducen el agarre, pero sí ayudan a mantener la temperatura de las manos.

Guante de espuma de poliuretano
GUANTE ANSELL POLAR GRIP

Guantes de látex para frío

Seguro que cuando habéis leído ‘guantes de latex’ habéis pensado que se nos ha ido la cabeza. Pero no, los guantes de látex para frío de los que hablamos son aquellos que cuentan con algodón interlok en el interior u otro tipo de material que permite mantener el calor de las manos mientras trabajamos.

En la web contamos con diferentes modelos que, además, son impermeables lo que los convierte en la opción perfecta para trabajos como los que se realizan en la industria pesquera.

Guantes de foam

Los guantes de foam son específicos, sobre todo, para trabajos en cámaras frigoríficas o trabajos en el exterior a bajas temperaturas.

La mayoría de nosotros solemos relacionarlos con los guantes que se utilizan para practicar deportes de invierno como el ski. Sin embargo, los guantes de trabajo de foam cuentan con complementos como la palma de la mano de silicona u otros materiales, que facilita el agarre de los artículos con los que se está trabajando.

Un buen ejemplo de este tipo de guantes es el modelo Artic de Tomás Bodero que veis a continuación:

Guante de trabajo para el frío de Tomás Bodero
GUANTE DE FOAM ARTIC DE TOMÁS BODERO

Guantes piel flor para frío

Los guantes de piel flor son una de las opciones más elegidas para proteger nuestras manos en el trabajo. También conocidos como guantes de tipo americano, son la opción perfecta para todo tipo de tareas.

Como bien decimos, una de sus características principales es la multifuncionalidad. Eso ha hecho que algunos fabricantes hayan decidido darle una vuelta de tuerca y hayan lazando al mercado guantes piel flor con forro interior Thinshulate que ofrece protección al frío.

Guante de trabajo para el frío de piel flor
GUANTE JUBA PIEL FLOR 411CFV

Otros guantes para frío

Y, además, existen muchos más modelos, como, por ejemplo, los que están confeccionados con PVC o los que mezclas con poliéster y acrílico.

Todo es cuestión de informarse, navegar y preguntar y tus manos estarán protegidas para los días más duros del invierno.

No usar guantes de trabajo para el frío

Bonus

Cuando nada funciona, siempre hay una alternativa. Workers, recordad esta frase porque se puede aplicar a cualquier ámbito de la vida.

En este caso, cuando ninguna de las opciones anteriores se adapta a tus necesidades, sea por lo que sea, existe una alternativa con poco rigor científico pero que, al fin y al cabo, funciona, que es lo importante.

Como ya os hemos dicho, cuando el cuerpo experimenta una bajada de temperatura, distribuye la sangre por las zonas vitales. Eso hace que las extremidades, al no recibir sangre, no puedan mantener el calor de la misma forma y por eso haya quien siempre las tiene frías.

Para evitarlo podemos hacer unos movimientos que muchos seguro que habéis observado a alguien hacer en alguna ocasión. Se trata de girar los brazos extendidos hacia el cielo y a continuación de nuevo hacia abajo y hacia atrás.

Puede sonar raro, pero, si habéis visto partidos de fútbol en invierno seguro que habéis observado a algún jugador hacer un movimiento similar al que vemos en la siguiente imagen.

Calentamiento de manos por fuerza centrífuga
FUENTE: viajarapie.info

Básicamente con este movimiento lo que conseguimos es que la sangre se desplace a las manos gracias a fuerza centrífuga que conseguimos. Es obvio que no sentiremos las manos arder con la primera agitación de brazos, sin embargo, es algo efectivo cuando lo realizas durante un rato.


Workers, hasta aquí el artículo de hoy. Esperamos que te haya gustado y que con estos consejos tan prácticos a partir de ahora no permitas que tus manos estén frías ni un instante.

Te esperamos la próxima semana con un nuevo artículo, no vayas a faltar, que pasaremos lista 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *