Conoce la evolución de los uniformes de trabajo

Evolución uniformes de trabajo

Podríamos hablar de la evolución de los uniformes de trabajo a nivel específico, profesión por profesión, pero la realidad es que con el paso de los años han cambiado en todos y cada uno de los aspectos que podamos imaginar. ¿No te lo crees? Sigue leyendo, ¡te lo contamos!

Homer Simpsons no puede utilizar sus uniformes de trabajo

¿Por qué utilizamos uniforme de trabajo?

Esta es una pregunta que se ha realizado en muchas ocasiones durante la historia. Y, la verdad es que las razones de por qué usamos uniforme de trabajo son dos, por una parte, encontramos los motivos prácticos y, por otro, los motivos simbólicos.

Ya os hemos hablado en anteriores ocasiones de estos últimos motivos, de los simbólicos. Por ejemplo, en nuestro artículo historia de los gorros de chef. Los motivos simbólicos solían relacionarse con el establecimiento de un orden y una jerarquía dentro del organigrama de trabajo, sobre todo en lugares como las cocinas, donde los chefs utilizaban un tipo de gorro y chaquetilla de cocina y los cocineros o pinches otros diferentes.

Con el paso de los años, esto ha cambiado en gran medida y, cada vez más, observamos que todos los trabajadores de la empresa suelen utilizar el mismo uniforme de trabajo.

Y, en lo que se refiere a los motivos prácticos parece más que obvio que se utilicen uniformes de trabajo para aportar, además de seguridad, comodidad a los trabajadores. Ahora bien, aunque esto parezca un motivo obvio, si analizamos antiguos uniformes laborales, observamos que la practicidad no se tenía muy en cuenta a la hora de escoger la ropa de trabajo la plantilla.

Evolución de los uniformes de trabajo

A día de hoy, la realidad es que los uniformes de trabajo como los conocemos en los carnavales distan mucho de los uniformes laborales reales. Aunque, sí podemos decir que algunos de los uniformes más utilizados antaño guardan bastante más parecido con un disfraz que con un uniforme útil y cómodo.

¿Alguna vez os habéis planteado cómo han cambiado los uniformes de trabajo a lo largo de la historia? ¡Vamos a verlo!

Personal sanitario: la enfermería

El uniforme de enfermería tiene su origen en el hábito que utilizaban las religiosas del siglo XIX que cuidaban a los heridos de la guerra. Por aquel entonces, la enfermería era una de las pocas profesiones a las que podían aspirar las mujeres.

Las primeras modificaciones llevaron a las enfermeras a utilizar largas faldas hasta los pies y blusas a conjunto con delantales y cofias blancas. Posteriormente, dados los requisitos de trabajo durante la I Guerra Mundial los uniformes tornaron mucho más sencillos.

Pasada la Guerra el vestido blanco con cuello y la cofia junto con medias o calcetines blancos fueron el uniforme más popular por la libertad de movimiento y la practicidad que otorgaba a las enfermeras.

Con el paso del tiempo el largo de la falda fue acortándose para otorgar mayor comodidad a las profesionales. Y se incluyó el uso de un delantal que cubriera el vestido para mayor practicidad y mejor limpieza.

Tras multitud de adaptaciones a lo largo de los años, no fue hasta la década de los años 80-90 cuando los uniformes de enfermera comenzaron a parecerse a la ropa cotidiana. Ya se veían muchas trabajadoras utilizando pantalones y calzados realmente cómodos diciendo, por fin, adiós a los incómodos tacones.

En la actualidad los uniformes de enfermería nos parecen realmente prácticos, visto lo visto. Van surgiendo, además de nuevos y cómodos materiales, diferentes diseños, colores, estampados

El uniforme de casi todos los enfermeros a día de hoy suele incluir una casaca, un pantalón y un buen zueco sanitario.

Uniformes de enfermería antiguos

Asistentes del hogar

Tradicionalmente los asistentes del hogar eran mujeres y, aunque a día de hoy sigue siendo así en su gran mayoría, lo cierto es que con el paso de los años y la evolución de las sociedades actuales cada vez hay más empleados del hogar masculinos.

El caso es que, dado que el uniforme de empleado del hogar siempre ha sido un uniforme para mujer, la combinación de falda con camisa y delantal eran lo más elegido ya que quedaban ‘muy bien’ visualmente hablando. Eran muy similares a los uniformes que utilizaban las enfermeras, y, aunque cambiaba bastante la combinación de colores, las faldas eran largas hasta los pies, abombadas y no faltaba el delantal o la cofia.

Con el paso de los años, aunque no ha cambiado tanto, las faldas han pasado a ser mucho más sencillas y, sin duda, más cómodas. Y, además entre los uniformes de asistenta del hogar se han abierto paso las combinaciones de casaca con pantalones, mucho más cómodos, todo hay que decirlo.

Uniforme auxiliar de vuelo

Como podemos imaginar, los comienzos para los auxiliares de vuelo no fueron sencillos. Fue en la década de los años 30-40 cuando comenzó a despegar la profesión, nunca mejor dicho 😉 .

Dado que esta profesión comenzó de la mano de Ellen Church y otras 7 mujeres trabajando como enfermeras en vuelos comerciales el uniforme de auxiliar de vuelo en sus orígenes tenía una gran influencia de los uniformes de enfermera con uniformes militares.

A partir de los años 50 y hasta los 80, la evolución estuvo bastante ligada a los cambios que el mundo de la moda iba dando y, dado que los pasajeros que podían permitirse utilizar este medio de transporte disponían de un alto poder adquisitivo, los uniformes de auxiliares de vuelo en este periodo solían ser diseñados por grandes maestros de la moda como Yves Saint Laurent o Balenciaga.

Una vez llegó la época de los 90 los vuelos comerciales comenzaron a popularizarse y eso hizo que los uniformes de azafata comenzasen a estandarizarse, cambiando los ostentosos y lujosos diseños por otros algo más funcionales.

Y, además, unos años más tarde con la incorporación de la figura masculina al mundo de las aerolíneas, una de las más famosas compañías de vuelo españolas popularizó el uso del pantalón para todos los auxiliares de vuelo.

Uniforme de azafata con pantalón
Foto rescatada de diarioazafata.com

Evolución de los uniformes

Y hasta aquí nuestro especial ‘el paso del tiempo también afecta a los uniformes de trabajo’. Esperamos que os haya resultado de interés y que cuando dentro de unos años leamos de nuevo el artículo podamos añadir más evoluciones a cada uno de los uniformes anteriores que hagan que sean mucho más cómodos y prácticos para los profesionales.

Y, ya sabéis, si os apetece conocer la evolución de algún uniforme de trabajo específico, dejadnos un comentario para que preparemos otro artículo contándoos.

Gracias por llegar al final, os esperamos muy pronto con un nuevo artículo ☺

Deja un comentario