Errores comunes al serigrafiar ropa de trabajo

Errores al serigrafiar uniformes

En varias ocasiones os hemos hablado sobre las diferentes técnicas de personalización de prendas, cómo elegir cuál es la que más te conviene y algunos ejemplos de los resultados. En el artículo de hoy te hablaremos sobre los errores más comunes al serigrafiar y cómo reconocerlos.

¡Sigue leyendo si quieres conocer más en profundidad!

¿Qué es la serigrafía?

Antes de comenzar a señalar cuáles son los errores más comunes al serigrafiar, debemos explicar un poco más en profundidad qué es serigrafía.

La serigrafía es una de las técnicas de personalización de prendas más utilizadas cuando hablamos de personalizar uniformes. Consiste en grabar imágenes con tinta a través de una pantalla en la tela de la ropa.

Efectivamente, se puede personalizar ropa con diferentes tintas. Aunque cuantos más colores, más cambios de pantalla habrá que hacer. Eso supone que también será mayor el precio final.

Por esto mismo, esta técnica se recomienda, sobre todo, para personalizar una cantidad de prendas superior a 20 o 25 artículos. Y, normalmente, los clientes no suelen pedir más de dos tintas diferentes.

Una de las principales ventajas que obtenemos con la serigrafía es que podemos colocar el diseño en cualquier lugar de la prenda. Con el bordado, por ejemplo, no siempre podemos colocarlo en pecho, mangas, bolsillos, espalda…

Con la técnica de la serigrafía podrás obtener pantalones, polos, sudaderas y camisetas personalizadas, entre otras muchas más opciones. Tan solo tienes que dejar volar tu imaginación y el resto lo hacemos nosotros.

Serigrafía casera

Errores al serigrafiar uniformes

La serigrafía es una de las técnicas de personalización que más ventajas nos ofrece. Sin embargo, pueden producir diferentes errores que lleguen incluso a arruinar el diseño de nuestro vestuario laboral. Desde errores en el diseño hasta errores en la puesta en máquina.

Errores del cliente

Para comenzar, algunos de los errores comunes que cometen los clientes cuando se trata de serigrafiar su ropa de trabajo.

Elegir un diseño con muchos detalles

Un precioso diseño sobre el papel puede ser un auténtico estropicio cuando hacemos camisetas personalizadas.

Cuando queremos ‘imprimir’ nuestro logo sobre las prendas de ropa corporativa que utilizaremos, tratamos de incluir todos y cada uno de los detalles, incluidos los 27 colores que contiene. Sin embargo, hacer esto con un logo de 10 cm2 puede suponer que no se diferencien las distintas partes.

Te recomendamos abrir la mente y consultar con el diseñador la posibilidad de readaptar el logo. De esa forma no perderá la esencia, y al serigrafiar la prenda, este sea entendido y reconocido por todos.

No revisar las pruebas

Habitualmente, cuando se pide información sobre la personalización de prendas, se realiza una prueba de impresión para que el cliente pueda comprobar todos los detalles que tendrán las prendas una vez estén personalizadas.

Uno de los mayores errores es no comprobar que todo lo que se pone en la prueba de impresión sea correcto y aceptar el presupuesto.

Nuestra recomendación siempre es revisar cada uno de los detalles que contiene la prueba impresa. Eso incluye, no solo las imágenes, sino también el texto descriptivo con los colores, localización y número de prendas.

Haznos caso, ¡puede ahorrarnos muchos quebraderos de cabeza!

Comprobar pruebas para serigrafiar

Errores del departamento de diseño

De la misma forma que los clientes pueden cometer errores, en el taller también se pueden producir.

No preparar el diseño

El primer y más grave error que se puede cometer por parte de los diseñadores es no preparar el diseño. A veces, los clientes disponen del diseño en un formato vectorizado que permite trabajarlo y adaptarlo a la perfección. Sin embargo, del mismo modo, hay clientes que no cuentan con diseños de alta calidad.

A este respecto, el error principal es no preparar el diseño a serigrafiar. Eso hará que, si este no tiene una alta calidad, la pantalla pueda salir deformada y, por tanto, el resultado final no sea el deseado.

No hacer pruebas de impresión

En Prolaboral entendemos las pruebas de impresión, como un Preview. Este nos ayuda a que el cliente pueda conocer cómo quedará su diseño antes de hacerlo. De esta forma, evitamos que se produzcan malentendidos sobre colores, localizaciones o tamaños del logo.

Una vez los clientes aceptan la prueba impresa, nos ponemos manos a la obra para personalizar sus prendas y dejarlas a punto para enviar.

No realizar la prueba impresa puede resultar en fallos que harán que el cliente no quede todo lo satisfecho que cabría esperar.

Equipo mal colocado

Como hemos dicho, pueden ser errores muy sencillos y casi imperceptibles que nos pueden hacer equivocarnos en el resultado final.

En este caso, hablamos de que la imagen que vamos a serigrafiar en las prendas tiene que colocarse en la pantalla dejando el suficiente margen como para que la persona que personaliza la prenda pueda verter la tinta y ejercer la presión necesaria como para que, en una sola pasada, el estampado quede colocado de forma homogénea en la prenda.

Para solucionar este error, se recomienda fijar un margen de 5 a 10 centímetros para poder trabajar cómodamente y evitar estos fallos.

Diseñador gráfico
Fuente: Tilomotion.com

Errores de la puesta en máquina

Una vez que ha pasado todos y cada uno de los pasos anteriores, la prenda llega al taller para unirse al diseño deseado. Y, aquí es donde mayor número de errores se pueden producir al serigrafiar. Pequeños despistes que pueden arruinar el resultado final de una bonita prenda de trabajo.

Cuidado con la malla

La malla es la parte de la pantalla de serigrafía sobre la que se aplica la tinta. Si dejamos que esta pierda la humedad, la tinta puede secarse y tendremos que limpiar la pantalla y volver a empezar.

Para evitar este error de principiante, se recomienda levantar el bastidor y volver a localizar la tinta con la rasqueta hasta el inicio, de esa forma evitaremos la tinta seca y tener que limpiar y volver a comenzar la serigrafía.

Errores al aplicar la tinta

El principal error se puede producir al no comprobar que en la pantalla hay la densidad suficiente de tinta.

No debemos escatimar en tinta sobre la malla. Es más recomendable que sobre, ya que, en ese caso se puede retirar y volver a guardar para utilizar en otra ocasión.

Si comenzamos a realizar una serigrafía sin tener la tinta suficiente en la pantalla puede que el diseño quede pobre y haya zonas en las que no se haya impregnado la tinta. ¿Podríamos volver a pasar la rasqueta? Sí, en este caso podríamos volver a pasarla, aunque no es lo recomendable, ya que podríamos sobrecargar el diseño y este perdería nitidez.

La solución es bien sencilla, tan solo tendremos que asegurarnos de tener la tinta suficiente en el equipo antes de comenzar.

Error es usar mucha tinta al serigrafiar

No realizar un buen curado

El curado es el proceso posterior a pasar la rasqueta sobre la prenda con la tinta. Se trata de un termofijado de la tinta. Un proceso en el que se palica calor para que la tinta quede fijada a la prenda y no se cuartee. Podríamos decir que se trata de una especie de ‘secado’ de la tinta con calor.

El principal problema en este caso viene cuando omitimos este último paso o lo hacemos de forma deficiente. Esto quiere decir que, o bien la temperatura es variable, o bien en procesos en los que se utiliza mayor cantidad de tinta (e.g. diseños en 3D), no se tienen las prendas el suficiente tiempo en el “horno”.

¿Cómo solucionamos esto? Lo más recomendable es hacer pruebas previamente para conocer cómo quedará el resultado final, el tiempo de curación que debemos darle a la prenda… Este paso, en los talleres de impresión profesionales muchas veces se omite, ya que se conoce el tipo de prendas y tintas. Sin embargo, sí se realizan cuando son tejidos o densidades diferentes a las habituales.


Si quieres saber más sobre los diferentes tipos de personalización de prendas, te invitamos a revisar el canal de Youtube de Prolaboral. En esos videos te hablamos de las diferentes técnicas de serigrafía, bordado o transfer.

Te esperamos en el próximo artículo en el que te contamos algunos trucos sobre el uso y el ‘mantenimiento’ de las mascarillas. ¡No te lo pierdas!

2 pensamientos en “Errores comunes al serigrafiar ropa de trabajo”

    1. Hola Alfonso,

      Muchas gracias por tu pregunta. Actualmente no hacemos envíos fuera de la Unión Europea, sin embargo, sí realizamos ventas y es el cliente el que tiene que buscar una agencia para recogerlo en España. Quizás para un pedido pequeño no es rentable, pero puede que sea interesante si se trata de un volumen mayor.

      Esperamos haber resuelto tus dudas, un saludo 🙂

Deja una respuesta