Errores comunes al bordar en ropa de trabajo

Errores habituales al bordar en ropa de trabajo

Estamos en el momento justo para preparar los uniformes que utilizaremos en la época más fría del año. Hay quienes son más previsores y comienzan a pensar en esto nada más volver de vacaciones. Sin embargo, también los hay algo más rezagados que se acuerdan del uniforme de invierno el día que más frío hace.

Si has pensado en personalizar los uniformes con tu logo mediante bordado, ¡todavía estás a tiempo! Pero, es importante que antes de nada conozcas cuáles son los errores comunes al bordar en ropa de trabajo. De esa forma, podrás evitarlos y el resultado será incluso mejor de lo esperado.

¿Quieres descubrirlos? Pues venga, ¡sigue leyendo!

¿Qué es el bordado?

El bordado directo es una de las formas de personalización de ropa de trabajo de mayor calidad que existe. Ofrece un acabado único y de cuidado muy fácil.

Para bordar ropa de trabajo, se define el diseño y los colores, así como el lugar de la prenda en el que se bordará. Se realiza la prueba de diseño y, una vez aceptada, se diseña el programa de bordado.

Es apto casi para cualquier tipo de prenda y tejido, aunque, evidentemente, con algunas excepciones. Por ejemplo, las prendas de ropa impermeable no se deben bordar ya que perforaríamos el tejido y, por tanto, no garantizaría la impermeabilidad.

Si quieres aprender más sobre ropa de trabajo bordada, puedes leer el artículo en el que hablamos sobre ropa de trabajo personalizada.

Bordar en ropa diseño de planta

Errores al bordar en ropa de trabajo

Una vez que conocemos las pinceladas más importantes para bordar en ropa de trabajo, ya podemos adentrarnos en el mundo de los errores. De esta forma, tanto el cliente como el profesional evitaran que la entrega de las prendas pueda retrasarse.

Errores del cliente

La mejor forma de agilizar el proceso es que el cliente conozca qué debe y qué no debe tener un diseño para que el bordado quede perfecto. De esa forma, la petición se cursará mucho más rápido puesto que le diseñador no tendrá que reestructurar la idea del propio cliente.

Diseños muy pequeños o grandes

El primer error que suele cometerse por parte del cliente es la elección de un logotipo o diseño demasiado grande o demasiado pequeño. Lo habitual es bordar en ropa diseños de unos 10 cm2 como máximo. El principal motivo es que las puntadas de la aguja pueden estropear la prenda.

Además, tampoco se deben escoger diseños con mucha masa. ¿Esto qué quiere decir? ¿Pero no estábamos hablando de ropa? ¿Por qué me dices masa ahora?

Fry de Futurama no entiende de bordar en ropa

A ver, hacemos una llamada a la calma.

Cuando hacemos bordados, la masa está relacionada con la densidad del diseño. Un diseño con líneas o dibujos muy gruesos supondrá que el bordado tendrá un mayor número de puntadas. Y, eso, como bien hemos dicho más arriba podría estropear la prenda.

Un buen ejemplo de un bordado con la cantidad de masa exacta es el que realizamos para EZ Nutrición. En este caso, se adaptó el diseño a los requisitos del cliente.

Bordar en ropa para EZ Nutrición

No revisar las pruebas de impresión

Al igual que os decíamos en el artículo sobre errores al serigrafiar uniformes, cuando vamos a bordar en ropa de trabajo se realiza una prueba de impresión. Con esta, el cliente puede comprobar los detalles de las prendas previo a la personalización. 

Uno de los mayores errores que se cometen es no revisar todo lo que se pone en la prueba de impresión. Ya que el propio diseñador podría equivocarse en el montaje de la misma y que, finalmente, el bordado se realizase incorrectamente.

Por eso, te recomendamos revisar hasta el más mínimo de los detalles que contiene la prueba impresa. Eso incluye, no solo las imágenes, sino también el texto descriptivo con los colores, localización y número de prendas.

Haznos caso, ¡puede ahorrarnos muchos quebraderos de cabeza!

Errores en la puesta en marcha

Sí, así es. Por muy controlado que se tenga, siempre existe la posibilidad, por mínima que sea, de que se cometan errores durante la puesta en máquina.

Por eso, para poder evitarlos, es importante conocer cuáles son los errores más comunes en esta fase de la personalización.

Prueba y prueba y vuelve a probar

¿Por qué no probamos?

La mejor forma de evitar errores es realizar pruebas previas a la puesta en máquina. Esto te ayudará, no solo a conocer las características de la prenda y del bordado, sino también a detectar posibles fallos de preparación.

Gatos cosiendo a máquina

Vísteme despacio que tengo prisa

Todos tenemos mil millones de cosas por hacer durante el día. Sin embargo, como muy bien dice el refrán, no por mucho madrugar amanece más temprano.

Bordar en ropa de trabajo puede llegar a convertirse en una acción tan monótona que nos lleve a confiarnos. Por eso, para poder hacer las cosas bien, hay que hacerlas sin prisa (pero sin pausa).

Si analizamos cada acción y tomamos las decisiones a conciencia reduciremos la posibilidad de cometer errores o de que los fallos nos colapsen.

Mantener la prenda en el bastidor

Cuando estamos realizando un bordado y detectamos un fallo, el principal error que solemos cometer es sacar la prenda del bastidor. Sin embargo, es lo último que deberíamos hacer.

Si retiramos la prenda del bastidor, resultará casi imposible poder colocarla de nuevo en la misma posición. Sin embargo, si la mantenemos colocada, podremos proseguir con el bordado una vez hayamos corregido el error, en caso de que sea posible.

Más vale maña que fuerza

Y, en último lugar, queremos hablar de los errores que se cometen cuando se cometen errores.

¿Eh? ¿Cómo?

A ver, cuando se produce algún error en la producción de prendas bordadas, a veces intentamos descoser el bordado para poder realizarlo de nuevo encima. Eso, dependiendo del diseño que hayamos bordado y del avance en el mismo, será posible o no.

A veces lo mejor es asumir el error y sustituir la prenda por otra diferente, de esta forma aseguraremos que entregamos al cliente la calidad y el resultado prometido.


Ahora ya sabes cuáles son los principales errores al bordar en ropa de trabajo. Si quieres cuáles son y cómo evitar los errores al serigrafiar uniformes, lee el artículo en el que te lo contamos.

¡Te esperamos con ganas de seguir aprendiendo en un par de días! 😉

Deja una respuesta