Equipos de protección individual (EPI) para la industria de la alimentación

Epis industria alimentaria

En la industria alimentaria, se desempeñan tareas y procesos que pueden representar un riesgo para los empleados de una empresa. Algunas labores son las relacionadas con el suministro, limpieza, transporte interno o almacenamiento, corte, mezcla y demás y requieren de contacto directo entre alimentos, elementos de consumo humano, agentes externos y empleados.

Por este motivo, dependiendo del tipo de labor que se desempeñe o del grado de exposición ante agentes contaminantes externos, la empresa debe proporcionar a sus empleados los equipos de protección laboral acordes a su puesto.

¿Que prendas necesitan los trabajadores de una empresa en la industria alimentaria?

Protección auditiva

Se trata de prendas que reducen la exposición de los trabajadores al ruido y disminuyen el riesgo a enfermedades provocadas por esta exposición. Es importante conocer los niveles de ruido a los que se está expuesto para poder elegir la protección correcta.

Normalmente, la gran parte de la industria de la alimentación lleva a cabo procesos que generan niveles de ruido desde 85 db a 95 db, como son las industrias relacionadas con la pastelería, lácteos y confección. También existen las que emiten hasta 100 db, como las de molienda, la producción de bebidas y las pertenecientes al sector cárnico.

Para proteger la audición de los empleados, las empresa seleccionarán productos especialmente diseñados para la industria de la alimentación, como son los tapones y protectores auditivos, así como orejeras de comunicación para proteger ante unos niveles de ruido peligrosos.

Protección auditiva contra el ruido

Protección ocular

Debido a los riesgos potenciales que existen dentro de este ambiente, es importante que los ojos estén protegidos de manera adecuada. Las tareas de mantenimiento de la maquinaria suelen  liberar residuos o partículas al aire.

Por eso, a la hora de seleccionar las prendas de protección ocular y facial de los empleados deberemos tener en cuenta que existen dos grupos de protectores en función de la zona a proteger:

  • Gafas de protección. Suelen ser la opción elegida si solo se deben protegen los ojos.
  • Pantallas de protección. Si, además de los ojos, se debe proteger la cara u otras partes de la cabeza.

Una vez sepamos cuál de las dos opciones anteriores debemos elegir, las clasificaremos en:

  • Gafas de montura universal. Son un tipo de protector ocular en el que los oculares están insertados en una montura con patillas, cabe la opción de que cuente con protectores laterales o no.
  • Gafas de montura integral. Protector de los ojos que guarda de manera estanca la región orbital y que permanece en contacto con el rostro.
  • Pantalla facial. En este caso se trata de un protector ocular que cubre, generalmente, todo el rostro. Aunque también ha modelos que cubren únicamente la parte superior, por ejemplo.
  • Pantalla de mano. En este caso, se trata de pantallas faciales que suelen cubrir todo el rostro y que se sujetan con la mano.
  • Pantalla facial integral. Y, por último, las pantallas faciales integrales, que, además de los ojos, cubren cara, garganta y cuello. Pueden llevarse sobre la cabeza, ya sea mediante un arnés de cabeza o con un casco protector.
trabajadoras industria alimentaria

Protección respiratoria

Las empresas en las que los empleados están expuestos frecuentemente a partículas de polvo, como son por ejemplo las de harina, especias o café, corren peligro de desarrollar enfermedades respiratorias como asma.

En estos casos la selección del equipo de protección se centra en mascarillas autofiltrantes de calidad que aseguren una protección fiable contra las partículas peligrosas.

Estos equipos de protección respiratoria son de carácter individual y protegen las vías respiratorias de los contaminantes aerotransportados reduciendo la concentración de estos en la zona de inhalación.

A la hora de elegir las máscaras, mascarillas o semimáscaras, la empresa tendrá en cuenta si las partículas dependen o no del medio ambiente. De forma que encontrará dos tipos de protectores:

  • Equipos filtrantes, que son el grupo de equipos dependientes del medio ambiente, es decir, aquellos en los que el aire inhalado pasa a través de un filtro donde se eliminan los contaminantes. (Equipos filtrantes contra partículas, equipos filtrantes contra gases y vapores, y equipos filtrantes contra partículas, gases y vapores…)
  • Y, equipos aislantes, son aquellos independientes del medio ambiente, es decir, los que proporcionan protección tanto para atmósferas contaminadas como para la deficiencia de oxígeno. Su funcionamiento se basa en un suministro de un gas no contaminado apto para la respiración humana (aire u oxígeno).

Y, hasta aquí, nuestro segundo artículo, esperamos que lo hayáis disfrutado y, sobre todo, que hayáis aprendido mucho sobre equipos de protección individual en la industria alimentaria. Os esperamos en el próximo, hasta entonces podéis leer nuestro primer artículo «Ropa de trabajo específica también para invierno«.

www.prolaboral.es

Deja una respuesta