Norma EN 343. Protección contra el mal tiempo

Norma EN 343 de protección contra el mal tiempo

¡Ya estamos en otoño! Y todos sabemos lo que supone el otoño, ¡mal tiempo!

No descubrimos nada nuevo si decimos que hay muchos trabajos que se desarrollan a la intemperie haga tiempo bueno, malo o regular, ¿verdad? Pero quizás lo que sí os descubrimos es que existe una normativa que regula la ropa de protección contra el mal tiempo, la conocemos como UNE-EN 343

Hoy os vamos a contar qué implica la norma EN 343, cuál es la diferencia entre ropa de trabajo impermeable y ropa de trabajo resistente al agua, además de alguna que otra cosa más, ¡sigue leyendo y descubre qué!

¿Qué recoge la norma EN 343?

No vamos a andarnos por las ramas, esta norma se aplica a la ropa de protección contra el mal tiempo, eso quiere decir lluvia, viento y ambientes fríos, siempre por encima de los -5ºC. Por lo tanto, todos los trabajadores que estén expuestos a este tipo de condiciones adversas en su trabajo diario deberán utilizar ropa que cumpla la norma EN 343 que, a su vez, se rige por la norma EN 340

Vale, ya sabemos qué dice esta norma, pero lo que nos interesa saber ahora es qué características debe cumplir nuestro vestuario para cumplir con la normativa, os preguntareis. 

Vale, tranquilidad workers, vamos paso a paso. 

La norma EN 343 recoge dos características fundamentales que debe cumplir la ropa de protección contra el mal tiempo: impermeabilidad al agua y transpirabilidad

¿Cómo saber si una chaqueta es impermeable?

Quizás es interesante que primero sepamos qué es permeabilidad. Una prenda permeable es aquella que permite que un fluido lo atraviese sin alterar su estructura interna. Por lo tanto, podríamos decir que la ropa que llevamos ahora mismo la mayoría de nosotros es ‘permeable’. 

Por lo tanto, las prendas impermeables al agua son aquellas que generan condiciones de estanqueidad evitando que el trabajador se moje cuando está expuesto a climas con lluvia. 

La norma EN 343 divide el vestuario laboral en tres clases, que van de 1 a 3, siendo 1 la menor estanqueidad y 3 la mayor. 

¿Qué es transpirabilidad?

Nos referimos en este caso a la mayor o menor resistencia que tiene la prenda para la evaporación del sudor. Cuanto más alta es la resistencia evaporativa menor será la transpirabilidad de la prenda. Por lo tanto, el valor de transpirabilidad de una prenda nos dirá si el sudor que generemos se evaporará más fácilmente o menos.

¿Puede ser una prenda impermeable y transpirable a la vez?

Vale, vale, nos queda claro, pero, ¿cómo va a ser una prenda impermeable y transpirable a la misma vez? Porque para que sea impermeable no debe tener poros para impedir que nos mojemos y para que sea transpirable debe tener poros para que salga la humedad producida por el sudor… 

Parece complicado, pero hasta Neil Armstrong lo entendió, así que no será tan difícil si un astronauta ha entendido de qué va esto…

Resulta que las moléculas de partículas de agua tienen diferente tamaño cuando están en estado líquido que cuando están en estado gaseoso, en el primer caso su tamaño es mayor que en el segundo. Por lo tanto, para conseguir que una prenda sea impermeable y transpirable a la misma vez solo hay que encontrar un material cuya estructura tenga poros con un tamaño mayor al de las partículas de agua en estado gaseoso y, a la vez, más pequeños que el tamaño de las partículas de agua en estado líquido. Sencillo, ¿verdad? 😉 

Impermeable vs. resistente al agua vs. repelente al agua

Una vez que sabemos qué nos dice la norma EN 343, podríamos pensar indistintamente en ropa impermeable, resistente al agua y repelente al agua. Error. No tienen nada que ver. 

1. Ropa impermeable

La ropa impermeable es aquella prenda impenetrable para el agua cuando un trabajador está expuesto a condiciones climáticas adversas, como hemos dicho más arriba. Eso supone que las prendas impermeables deben estar confeccionadas de tal forma que eviten la entrada de agua por cualquier parte, incluidas las costuras. Lo vais a entender mejor con un ejemplo, la ropa impermeable es aquella que evita que nos mojemos, aunque estemos en el ojo del huracán 😉 

En este caso, no cabe duda que el traje de agua impermeable y transpirable de la marca Marca Protección Laboral es un claro ejemplo de ropa impermeable. 

Traje de agua impermeable y transpirable

Traje de agua impermeable y transpirable Marca PL

2. Ropa resistente al agua

A pesar de lo que la mayoría pensamos, las prendas resistentes al agua NO son ropa impermeable. La ropa resistente al agua nos protege contra lluvias leves, sí, pero en caso de que la lluvia sea fuerte nos mojaremos. Si pensamos en lo que dice la normativa, estas prendas no aportan la estanqueidad que sí aporta la ropa impermeable. Por ejemplo, el softshell Nebraska de la marca Roly, es resistente al agua por lo que nos protegerá del txirimiri o la llovizna suave pero no de un buen chaparrón. 

Softshell resistente al agua Roly

Softshell Nebraska Roly

3. Ropa repelente al agua

Y, por último, tenemos las prendas repelentes al agua. Este tipo de prendas se generan añadiendo un recubrimiento químico a la tela exterior de las prendas. Esto hace que el agua “resbale” sin llegar a ser absorbida por la prenda. Sin embargo, no resultan un método de impermeabilidad por sí mismas. 

Y no podemos terminar nuestra tercera opción sin incluir un ejemplo. En este caso, destacamos como prenda repelente al agua el chaleco Carbon Tech de la marca Diadora, con él, el agua nos resbalaría, pero, a la larga, no evitaría que nos pudiésemos mojar. 

Chaleco repelente al agua Diadora

Chaleco Diadora Carbon Tech

¿Cómo saber si una prenda es impermeable?

Por último, es importante saber cómo diferenciar una prenda que cumple la norma EN 343 de aquellas que no la cumplen. Para asegurarnos de que una prenda cumple perfectamente con los requisitos que marca la normativa, debemos comprobar que dicha prenda contenga el siguiente pictograma, seguido del número de la norma y de las clases pertinentes de cada requisito.

Marcado de prendas que siguen la norma EN 343
Pictograma norma EN 343


Y ya está, esto sería todo workers. Ya os hemos hablado sobre la ropa de protección contra el mal tiempo, así que ya estáis preparados para enfrentar este recién inaugurado otoño. 

Y, por cierto, a partir de ahora no queremos oír a nadie más decir que es lo mismo una prenda impermeable que una resistente o repelente al agua. Ya lo sabéis workers, no diréis que no os hemos avisado 😉

Nos despedimos hasta el próximo artículo en el que, os adelantamos que, os contaremos curiosidades sobre cofias desechables

Cualquier duda que os surja, no dudéis en hacérnosla llegar, somos como los superhéroes y os atendemos en: 

Deja un comentario