Día Mundial de la Seguridad y Salud en el Trabajo

Día Mundial de la Seguridad y Salud en el Trabajo

Ya está aquí el día mundial más importante de todo el año (para nosotros y para cualquier trabajador ☺). Cada año, el 28 de abril celebramos el día mundial de la seguridad en el trabajo. Uno de los más icónicos eventos en el calendario de toda persona relacionada con la prevención de riesgos laborales y la seguridad y salud en el trabajo.

Hoy, queremos dedicar nuestro artículo a celebrar el Día de la Seguridad y Salud en el Trabajo. ¿Quieres descubrir qué tenemos en mente? ¡Sigue leyendo!

Niña emocionada agitando puños

Origen Día Mundial de la Seguridad en el Trabajo

El día Mundial de la Seguridad y Salud en el Trabajo nace de mano de la Organización Internacional del Trabajo (OIT). 

El objetivo de este día es promover una cultura preventiva sobre los accidentes y las enfermedades de origen laboral alrededor del mundo. Con el fin único de sensibilizar sobre el número de muertes y lesiones relacionadas con los accidentes de trabajo para, así, poder reducirlos cada año.

Este proyecto nace en el año 2008 a petición de diferentes movimientos sindicales. Y, ¿por qué este día? La idea es que, ya que el 28 de abril también se celebra el Día Internacional en Memoria de los Trabajadores Fallecidos y Heridos, se pueda honrar a los trabajadores fallecidos y heridos en accidentes laborales.

Tal y como la propia organización refleja en su web, “es un día para aumentar la conciencia internacional sobre la seguridad y la salud tanto entre los sindicatos como entre las organizaciones de empleadores y los representantes de los gobiernos.”

Una fecha para recordar

El día 28 de abril es una fecha para recordar y en la que debemos celebrar todos los grandes y pequeños avances en materia de prevención de riesgos laborales, sin embargo, también debemos dejar hueco para reflexionar y marcar objetivos de mejora. 

Cada año, solemos ver avances positivos en lo que a accidentes físicos se refiere, sin embargo, cada año son mayores los trastornos psicosociales tales como el estrés, la ansiedad o la depresión. Y, es que, los accidentes y las lesiones laborales no solo incluyen lesiones físicas, también incluyen otro tipo de problemas que, en la mayor parte de las ocasiones, quedan relegados a un segundo plano. 

Mujer sufre accidente laboral en la cocina

Enfermedades y lesiones de origen laboral

Hace algún tiempo, una de las entradas de este mismo blog estuvo destinada a recoger información sobre las enfermedades y lesiones laborales más habituales, si queréis saber más, podéis leer en el artículo haciendo click en el siguiente enlace:

Enfermedades profesionales y lesiones laborales

Enfermedades de origen físico

Existen multitud de enfermedades de origen físico y cada una de ellas puede ser el resultado de diferentes riesgos laborales

Enfermedades por agentes químicos

Las enfermedades laborales que tienen origen en riesgos químicos son aquellas que se producen por la exposición a agentes químicos tanto de forma directa como indirecta.

Los profesionales que se dedican a la fabricación de esencias, por ejemplo, son altamente susceptibles de sufrir una enfermedad por exposición a agentes químicos.

Hombre oliendo fragancia

Enfermedades por agentes físicos

Las enfermedades producidas por agentes físicos son las más reconocidas. A cualquiera que le digan la combinación de palabras ‘accidente laboral’ pensará en cualquier tipo de accidente físico como caídas, golpes o cortes y heridas.

Sin embargo, la realidad es que los accidentes laborales recogen muchos más tipos de problemas en el trabajo, tal y como estamos pudiendo comprobar.

Por agentes carcinógenos

Las enfermedades producidas por la exposición a agentes carcinógenos son aquellas que afectan a los trabajadores que, durante mucho tiempo, se exponen a este tipo de agentes sin contar con la protección mínima necesaria. 

Una de las más conocidas o de las que en los últimos meses más hemos oído hablar son las enfermedades causadas por amianto

Un caso muy sonado ha sido el del vertedero derrumbado en el País Vasco. Este caso todavía está por esclarecer, sin embargo, parece que los trabajadores se exponían cada día al amianto, uno de los agentes carcinógenos más peligrosos en los últimos tiempos.

Otras enfermedades laborales

Además de estas, existen muchos más tipos de enfermedades que afectan a los trabajadores a nivel físico, como las causadas por agentes biológicos, por ejemplo el personal sanitario cuando atiende a pacientes con algún tipo de virus. Por supuesto, no podemos dejar pasar la ocasión de reconocer su labor frente a enfermedades como el Coronavirus o la batalla ganada frente al ébola.

Enfermedades de origen psicológico

Por su parte, las enfermedades de origen psicológico parece que van comenzando a ocupar, poco a poco, muy poco a poco; su lugar dentro del cuadro de enfermedades profesionales.

Este tipo de enfermedades tienen multitud de factores en su contra y, es que, al no poder verse el daño que causan en el trabajador hay quienes menosprecian sus efectos.

Las enfermedades de origen psicológico suelen ser el resultado de la exposición a riesgos psicosociales que, a su vez, pueden agruparse en cuatro bloques:

Exceso de exigencias psicológicas

Las enfermedades causadas por el exceso de exigencias psicológicas suelen afectar a multitud de profesionales como, por ejemplo, el personal sanitario. En este caso, vienen derivadas por ritmos de trabajo rápido e irregular, por la necesidad de tener atención constante, por la importancia de esconder los sentimientos…

Falta de autonomía y apoyo

Con respecto al segundo bloque de situaciones que pueden afectar y generar enfermedades psicológicas podemos decir que suelen venir derivadas por sensación de inutilidad. Es decir, el trabajador puede sentirse solo dentro de la compañía, puede sentirse poco valorado, puede sentir que no aporta todo lo que podría… 

Escasas compensaciones

El tercer grupo de riesgo recoge todas las situaciones que afectan a lo que el trabajador recibe, ¿eso qué quiere decir? Es más sencillo de lo que parece, las escasas compensaciones suponen que los trabajadores sienten que aportan mucho más de lo que reciben y, en este caso, no solo estamos hablando de la retribución económica, sino también la inseguridad laboral, de la falta de valoración personal, de las faltas de respeto…

Doble presencia

Y, por último, la doble presencia, uno de los riesgos en los que más atención se está poniendo en los últimos años. Este bloque de riesgos está relacionado con la incapacidad que siente el trabajador para poder llevar adelante el trabajo, las tareas del hogar, la familia y el ocio. 

Sheldon Cooper de Big Bang Theory estresado

Como veis, no solo los factores físicos, biológicos o químicos son agentes de riesgo para los trabajadores, los factores psicosociales son un grupo de riesgos que no debemos perder de vista para que cada año, cuando celebremos el Día Mundial de la Seguridad en el Trabajo, el número de casos de trabajadores que sufren enfermedades laborales sea menor.

Que tengáis un feliz y seguro día de la Seguridad y al Salud en el Trabajo.

Os esperamos con más artículos, en unos días 😉

Deja un comentario