Trucos para limpiar piel nobuck de tus zapatos | Prolaboral
Cuidados piel nobuck

Consejos para limpiar, cuidar y mantener piel nobuck

La piel nobuck es uno de los materiales con los que se fabrican diferentes accesorios, especialmente calzado. Además de ser un material elegante, otorga una excelente comodidad. Sin embargo, es uno de los materiales más delicados y que mayores cuidados necesitan para que su vida útil sea lo más larga posible.

¿Quieres aprender a mimar la piel nobuck como se merece para que tu calzado esté intacto desde el primer hasta el último día? Sigue leyendo, ¡te lo contamos!

Fase previa a la limpieza

Lo primero que debes saber antes de comenzar a limpiar un calzado de piel nobuck, ante o serraje es que las acciones a realizar dependerán de las manchas o de si lo que buscamos es realizar un mantenimiento rutinario o una limpieza en profundidad.

Además, es importante tener en cuenta que la lluvia y el agua en general no son buenos amigos del ante, por ello, la limpieza que realizaremos debe evitar incluir que el calzado pase por debajo del grifo.

Botas de piel nobuck

Qué necesito para limpiar ante o serraje

Para limpiar el calzado de trabajo, en la mayoría de ocasiones tan solo necesitaremos un trapo húmedo y uno seco, y un poco de agua. Sin embargo, cuando se trata de materiales como el nobuck, debemos contar con unos materiales específicos que aseguren su mantenimiento.

Para ello, podemos elegir un cepillo de cerdas suaves o, en su defecto, un cepillo de cerdas metálicas específicas para piel nobuck. Aunque parezca contradictorio, ambos pueden ser útiles si son elegidos adecuadamente.

Por otra parte, también utilizaremos una esponja o un paño suave, además de productos impermeabilizantes específicos para este material.

¿Lo tienes todo? ¡Vamos a por ello!

Cómo limpiar piel nobuck

Existen muchas opciones para limpiar este tipo de material y, aunque a priori puede parecer una tarea para expertos, con estos trucos serás capaz de dejar tu calzado de piel nobuck como nuevo.

Evita limpiar con agua

Como ya hemos dicho, el principal enemigo del ante o el serraje es el agua. Por ello, en caso de que la piel se moje, quedarán manchas bien marcadas. La solución en este caso, pasa por igualar la superficie, es decir, tendremos que pasar un paño húmedo por todo el material y en la misma dirección para eliminar la mancha y dejar la piel como nueva.

Evita el polvo

Junto con el agua, el polvo es uno de los grandes enemigos de este material. Por ello, es recomendable realizar un cepillado frecuente antes de guardarlos.

Ojo, no solo debes hacerlo, además debes hacerlo bien. Eso quiere decir que deberás cepillar la piel siempre en la misma dirección para que quede con un aspecto más cuidado.

Utiliza vapor

Aunque la humedad y la piel de serraje se llevan mal desde hace bastante tiempo, utilizar vapor para limpiar este tipo de piel es fundamental. Con un poco de vapor, evitando que el calzado llegue a mojarse, podremos cepillarlo para dejarlo, otra vez, como nuevo.

Papel de periódico

Para evitar la humedad, debemos dejar respirar la piel. Y, aunque parece sencillo, hay zonas en las que esto se complica. Por ello, un truco que muy pocos conocen y que, a la vez, es altamente efectivo, es utilizar papel de periódico para que atrape la humedad y esta no afecte a nuestro calzado.

Entonces, lo que haremos será colocar papel de periódico alrededor del calzado para que este absorba la humedad del entorno.

Niño de los Simpson vendiendo periódico

Utiliza polvos de talco o sal fina

Y, por último, nuestro consejo es utilizar polvos de talco o sal fina para quitar manchas de grasa, por ejemplo. Aunque parezca que vamos a hacer un “mejunje Art Attack”, lo cierto es que ambos materiales absorberán la grasa y nos ayudarán a eliminar las manchas, sobre todo, si están húmedas. Si no, tocará coger un buen cepillo y frotar.

Bonus

Antes de irnos, es importante que recuerdes unos trucos muy fáciles y efectivos para mantener tu calzado de piel nobuck:

  1. Siempre debes limpiar todas las manchas antes de que se sequen, a excepción de las de barro.
  2. No utilices agua “a chorro”, como máximo debes utilizar un paño húmedo.
  3. Evita utilizar productos para limpiar la piel muy agresivos, ya que podría ser “peor el remedio que la enfermedad”.
  4. Impermeabilizar la piel es un truco excelente para evitar problemas futuros. Para ello, además de productos específicos, puedes utilizar protectores de cuero o cremas antihumedad.
Sheldon Cooper utilizando spray

Y ahora sí, hasta aquí nuestro artículo de hoy. Esperamos que nuestros trucos para aprender a limpiar la piel nobuck os hayan sido de utilidad.

Os esperamos muy pronto con un nuevo artículo, ¿te imaginas qué tenemos para contarte?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *