Prevenir enfermedades del pie: la importancia de elegir un buen calzado

{Tiempo estimado de lectura: 5 minutos}

{Tip de lectura: puedes hacer click en todas las palabras subrayadas o en las imágenes para obtener más información}


Dicen que los ojos son el espejo del alma, y nosotros creemos que los pies son el reflejo de cómo se encuentra nuestro cuerpo. Por lo general, son la parte más olvidada y la mayoría de veces no le damos el cuidado que realmente merecen.

Sabemos que cerca del 70% de los españoles sufre algún trastorno en los pies y cerca del 50% de los mismos es debido al uso de calzado inadecuado. Por eso, al igual que cuidamos nuestras manos, nuestro cuerpo o nuestra cabeza, debemos tomar conciencia del cuidado de nuestros pies en el trabajo.

Hoy os vamos a contar cuáles son las enfermedades del pie más comunes de origen laboral y el porqué de la importancia de elegir un buen calzado de trabajo.

Enfermedades del pie más comunes

Hay tres tipos de trabajos que son los que más enfermedades del pie suelen causar. Por una parte, tenemos los trabajos en los que se suele estar de pie en un sitio fijo como pueden ser la industria de la alimentación, cajeros de supermercados…En estos casos, las enfermedades en el pie suelen causarse por presiones plantares al aguantar el peso del cuerpo durante muchas horas seguidas.

Por otro lado, encontramos los trabajos en los que se anda mucho, como pueden ser el trabajo de camarero o de repartidor de correo, entre otros.

Y, por último, los trabajos en los que se está mucho tiempo sentado, como por ejemplo los oficinistas o conductores de autobús; en este caso las enfermedades están relacionadas con la insuficiencia circulatoria.

A continuación, os mostramos un esquema de cuáles son las enfermedades que se relacionan con cada uno de los tipos de trabajos que os acabamos de comentar:

Trabajos causantes de mayores enfermedades del pie

ENFERMEDADES DEL PIE SEGÚN EL TIPO DE TRABAJO

Por qué elegir un buen calzado de trabajo

Hay trabajos en los que la mayoría de actividades se realizan de pie, por lo que la utilización de un mal calzado puede provocar que el trabajador sufra problemas de circulación, fatiga y alguna que otra enfermedad, como fascitis plantar, papiloma, hongos o juanetes. Por ese motivo es tan importante el uso de unos zapatos de seguridad adecuados para la buena salud de los pies. 

Proteger los pies en el trabajo cuando se desarrollan actividades que impliquen riesgo para los mismos es una costumbre que todos debemos adoptar, ya que nuestros pies están expuestos a caídas de objetos, golpes o impactos por el propio peso del cuerpo…

En ese sentido, las consecuencias de no utilizar el calzado adecuado mientras trabajamos pueden ser irreparables. Por eso, es importante elegir un calzado que proporcione a nuestros pies el confort necesario para aguantar toda la jornada laboral y exponernos lo menos posible a los riesgos que nos aguardan mientras realizamos nuestras tareas.

Y, ¿cómo debemos escoger los zapatos adecuados? A la hora de elegir unos zapatos de seguridad idóneos para nuestro trabajo, lo primero que debemos saber es cuáles son los riesgos a los que nos enfrentamos en nuestra actividad laboral, de qué necesitamos protegernos y, además, cuáles son nuestras necesidades personales y cuáles las condiciones legales que estamos obligados a cumplir con nuestro calzado. Por ejemplo, podríamos hacernos preguntas como: ¿es necesario que nuestro calzado cuente con protección en puntera y planta?, ¿será necesario que nuestro calzado sea impermeable?

Para elegir tu calzado de seguridad adecuado te recomendamos ver nuestro video en Youtube sobre calzado de seguridad:

¿Cuál es el mejor calzado de trabajo? | PROLABORAL

Calzado de seguridad, nuestras recomendaciones

En invierno o verano, es igual de importante trabajar seguro y protegido, por eso os damos algunos tips que consideramos los ABC que se deben tener en cuenta al usar calzado de seguridad en el trabajo:

A.- Elige siempre zapatos ligeros y transpirables, existen muchos modelos que aportan la combinación perfecta entre seguridad y comodidad.

B.- Ten cuidado con la humedad, en aquellos trabajos en los que se debe estar en contacto con agua o fluidos hay que saber elegir entre calzado impermeable y calzado hidrófugo. El primero es recomendable para trabajos en los que se está continuamente en contacto con estos y el segundo para aquellos en los que es probable que haya contacto, pero este es más limitado.

C.- Por otra parte, la altura del tacón es un aspecto fundamental a tener en cuenta. Nunca debe superar los 4 centímetros y no debe estar por debajo de los 2 centímetros de altura.

D.- No olvides utilizar calcetines adaptados para cada época del año, ya que aportarán un plus de comodidad durante toda la jornada. Te preguntarás por qué, y es que, el uso de calcetines, mejora la transpiración y evita la sensación de humedad, evitando la aparición de hongos, otra de las enfermedades más comunes en los pies.


Para terminar, os queremos regalar una infografía elaborada para comprender mejor cada una de las partes del calzado de seguridad.

Partes del calzado de seguridad

Y hasta aquí nuestro post sobre calzado de seguridad y cómo elegirlo. Ya sabéis lo que siempre decimos, si tienes alguna duda no dudes en consultarnos, lo más importante eres tú y tu seguridad.

Y recuerda lo que dicen por ahí, “la salud no está en el plato, sino en el zapato”.

Deja un comentario