Formas de quitarse el buzo desechable evitando riesgos de contaminación

Cómo usar el buzo desechable

Los monos de trabajo desechables son prendas que suelen utilizarse para proteger a los usuarios frente a riesgos biológicos, químicos e, incluso, riesgos nucleares. Ofrecen un alto aislamiento dadas las altas regulaciones bajo las que se fabrican.

El ‘quid de la cuestión’ en cuanto al uso de buzos desechables ya no solo es utilizarlos cuando es necesario para evitar contaminarnos, sino también saber cómo colocarlos y cómo retirarlos una vez que ya están contaminados para evitar contaminarnos nosotros.

Por eso, en este artículo os vamos a contar alguna forma para retirar los buzos desechables una vez que ya están contaminados, ¡sigue leyendo!

Tipos de buzos de trabajo

Existen diferentes tipos de buzos de trabajo, y una de las principales formas de clasificarlos es mediante su categoría. Los buzos de trabajo desechables de categoría I son los que se utilizan para riesgos mínimos, los pintores por ejemplo suelen usarlos. Los buzos de categoría II se utilizan para riesgos medios y los buzos de categoría III se utilizan para trabajar con productos de alto riesgo, es decir, contaminantes químicos o biológicos

Este es el principal factor que se debe tener en cuenta a la hora de escoger un buzo desechable. Sin embargo, existen otros factores a tener en cuenta como puede ser la talla o el color

En el caso del color, no es un factor realmente importante, sin embargo, con el tema de la talla hay que tener mucho cuidado. ¿Qué por qué? Simple. Si escogemos un buzo de trabajo que nos quede pequeño corremos el riesgo de que se rompa y su utilidad sea nula por lo que quedemos expuestos en medio de nuestra tarea a los contaminantes de los que queríamos protegernos. Y, si elegimos una talla más grande, el traje no se ajustará a nuestro cuerpo y quedarán huecos por los que puedan filtrarse los contaminantes.

Hombre trabajando con buzo desechable

Formas de quitarse el buzo desechable

Con motivo del Coronavirus de Wuhan (China) estamos viendo multitud de imágenes bien sea en televisión, en redes sociales o periódicos, de profesionales vestidos con buzos desechables. El tema es que en este caso los profesionales se exponen a riesgos biológicos y el uso del buzo es importantísimo, sin embargo, si no lo colocan y retiran de la forma adecuada no habrá servido para nada su uso y estarán expuestos a la contaminación

Cómo colocarse el buzo de trabajo desechable 

Para que un mono de trabajo cumpla su función de protección, es fundamental saber colocarlo de la forma correcta. Una vez que hemos seleccionado la prenda adecuada, hay que localizar un lugar libre de cualquier contaminación y perfectamente limpio para colocarnos el buzo desechable. Los pasos, grosso modo, que se deben seguir son: 

  • PASO 1.- Comprobaremos que, en los bolsillos de nuestra ropa, no hay ningún objeto que pueda estropear el buzo una vez puesto. 

  • PASO 2.- Lo siguiente es sentarnos en una silla y quitarnos el calzado para, a continuación, introducir los pies en las perneras del buzo.

  • 3er PASO.- Una vez que tenemos las piernas colocadas dentro del mono, nos ponemos nuestros zapatos de seguridad y ajustamos los cordones.

  • PASO 4.- Nos colocamos los guantes de seguridad y a la vez que nos incorporamos, seguimos subiendo el buzo hasta colocarlo en la cintura y, posteriormente, poder introducir los brazos en las mangas

  • PASO 5.- Es el momento de colocar el resto del equipo, gafas, máscaras, máscarillas o semimáscaras… 

  • 6o PASO.- A continuación, podemos colocar la capucha en la cabeza y subir la cremallera cerrando el mono y quedando completamente sellado. 

  • PASO 7.- En el caso de que utilices dos pares de guantes, ahora es el momento de colocar el segundo par. Y…

  • PASO 8.- Vòila! Ya tenemos nuestro buzo desechable colocado.

Niña aprendiendo a vestirse

Cómo quitarse el buzo desechable

Ya nos hemos puesto el buzo, ya hemos realizado nuestra labor y llega el momento de quitárnoslo, una de las tareas más difíciles de toda la jornada. 

Si hemos sobrevivido todo el día sin entrar en contacto con los contaminantes a los que estábamos expuestos, ¿no querremos ahora liarla y ponernos en riesgo? ¡Con lo que nos ha costado! 

Para evitarlo, lo mejor es seguir los siguientes pasos: 

  • PASO 1.- Localizar un espacio libre de contaminación para quitárnoslo de forma segura. 

  • PASO 2.- Lo primero que haremos será limpiar los guantes, las botas y la máscara para retirar las partículas que queden. 

  • 3 PASO.-A continuación, comenzamos a enrollar la capucha hacia atrás con cuidado de que el mono no toque la cabeza.

  • PASO 4.- Una vez tenemos la capucha retirada, podemos abrir la cremallera y empezar a enrollar el buzo desechable hasta los hombros.

  • PASO 5.- El siguiente paso es poner las manos detrás de la cabeza y tirar de cada brazo hasta sacarlo.  

  • 6 PASO.- Y, ahora, es el momento de enrollar el mono hacia adentro hasta quitarlo de las piernas. 

  • PASO 7.- Puede parecer que hemos terminado, pero nos falta un paso fundamental, limpiar el espacio utilizado ya que seguramente estará contaminado. 

  • PASO 8.- ¡Listo!

Evidentemente esta es una de las muchas formas que existen para quitarnos el buzo desechable, si se te ocurre otra más sencilla, háznoslo saber, ¡queremos incluirla! 

Gato tecleando rápido

Ya está, ya sabes una forma más de colocar y retirar el buzo desechable para evitar riesgos de contaminación. ¿La conocías?

Esperamos que, a partir de ahora, sigas utilices adecuadamente tus equipos de protección, pero, sobre todo, que sepas cómo colocarlo y retirarlo adecuadamente. 

Te esperamos en el próximo artículo

Deja un comentario