Consejos para superar el día más triste del año en el trabajo

Día más triste del año en el trabajo

Cada año, conforme se acerca el tercer lunes de enero empiezan a saltar alarmas y avisos en todos los lugares habidos y por haber en los que nos dicen que el día más triste del año está al caer.

Son muchos los que opinan que durante este día los excesos navideños junto a la cuesta de enero e, incluso, el clima frío y lluvioso del invierno en el hemisferio norte, suponen un coctel explosivo dispuesto a arruinar el día a millones de personas alrededor del mundo. Sin embargo, si investigamos un poco más, nos damos cuenta de que lo cierto es que el Blue Monday es el resultado de una exitosa campaña publicitaria del año 2005.

A pesar de ello, son muchos los trabajadores que se ven influenciados por la misma y que con su actitud se predisponen a que este lunes sea el peor del año en el trabajo. Por eso, desde Prolaboral nos hemos propuesto recoger una serie de consejos que te ayuden a convertir, no solo el “día más triste del año”, sino cualquier día del calendario, en un día productivo y lleno de motivación.

Chica en el día más triste del año

Mantener la motivación en el trabajo

Hace unos meses, durante la cuarentena en España, compartimos un artículo en el que os contábamos algunos trucos para mantener la motivación en el trabajo. Os invitamos a echarles un vistazo ya que, aunque muchos ya hemos vueltos a nuestros puestos de trabajo, algunos de esos trucos pueden ayudarnos en nuestro día a día.

Acepta, comunica y mejora

El primer consejo que os podemos dar para no perder la motivación en el trabajo probablemente sea el más largo de todos. Dentro de aceptar, comunicar y mejorar, tenemos muchas más acciones. 

Acepta cada situación

El primer paso es aceptar la situación en la que nos encontramos. Hay quienes están muy motivados en sus puestos y son capaces de enfrentar cualquier aspecto. Sin embargo, aquellos que no lo están tanto, pueden llegar a agobiarse más fácilmente. La solución al problema está en el origen.

Comunícate

Una vez que ya conocemos el problema, debemos comenzar por buscar una solución que se adapte al mismo. Y, si dentro de la solución hay otras personas implicadas, deberás comunicarles la situación lo más claramente posible y tratando de solucionarlo juntos.

Utiliza la situación para mejorar

Por último, no te quedes ahí. El problema está solucionado, sí, pero si no aprendes algo de la situación no habrá servido para nada. Puedes aprender desde cómo solucionarlo de la forma más óptima hasta cómo actuar para que no vuelva a ocurrir.

El truco principal es nunca perder la calma. Realiza las tareas de forma correlativa, no saltes de una a otra. Concéntrate en cada una de ellas como si fuese la única que tienes.

Mantente activo

Sea el día más triste del año o no, para no perder la motivación en el trabajo debes mantenerte activo. Con esto no solo nos referimos a hacer deporte, sino también a cuidar día a día nuestra alimentación.

Angélica de los Rugrats en el día más triste del año

Descansar bien

Combinar una buena alimentación y la práctica de ejercicio diario con un buen descanso puede llegar a ser la clave para mantener nuestra productividad en el trabajo en los niveles óptimos.

Estar despejados nos ayudará tomar las decisiones acertadas y, además, evitará que cometamos fallos que puedan provocar accidentes de trabajo. Si queréis saber más, podéis leer el artículo que publicamos sobre la importancia del sueño en la seguridad laboral.

No te quedes ahí, ¡haz algo más!

Cuando decimos que no te quedes ahí, que hagas algo más, nos referimos a mantenerte activo a nivel lúdico. Además de nuestras horas de trabajo, es importante que cada día dediquemos un rato a nosotros mismos, a nuestros hobbies y a las actividades que nos motiven.

Esto te dará “oxígeno” para afrontar cada día en el trabajo como lo que es, un nuevo día para mejorar y hacer las cosas bien.

Enriquece tu mente

Sigue aprendiendo, enriquece tu mente. Puede que aquello sobre lo que deseas seguir aprendiendo esté relacionado con tu puesto de trabajo. Sí es así, adelante, aprende y aplícalo, sigue mejorando para que tu productividad continúe en aumento. Si, por el contrario, prefieres aprender sobre otro tipo de aspectos, adelante también, lo importante es mantener nuestro cerebro activo.

Cerebro practicando ejercicio

Ahora ya sabes qué trucos puedes adoptar para que el famoso día más triste del año se convierta en un gran día. Pero, como ya os hemos dicho, estos consejos debes aplicarlos durante todo el año no solo hoy. Olvídate de las quejas y la excusas y que tu productividad no decaiga.

¡Feliz Blue Monday a todos! 😉

Deja una respuesta