Alfombras antifatiga

Alfombras antifatiga o ergonómicas

{Tiempo estimado de lectura: 5 minutos}

{Tip de lectura: puedes hacer click en todas las palabras subrayadas o en las imágenes para obtener más información}


En muchas industrias, los empleados están obligados a trabajar de pie, caminando e, incluso, transportando cargas. Y se ha demostrado que, una de las causas más comunes del agotamiento físico es fruto de estar de pie durante largos periodos de tiempo.  

Hace unas semanas, os contábamos qué es la fatiga laboral y os explicábamos que uno de los factores que pueden llegar a causarla es no utilizar los equipos de protección adecuados.

Por eso hoy os queremos contar una de las soluciones más beneficiosas y a la vez desconocidas que se pueden utilizar en estos casos. Hablaremos de cómo funcionan las alfombras antifatiga, también conocidas como alfombras ergonómicas; por qué son importantes; sus beneficios y algunas cosas más.

¿Cómo funciona una alfombra antifatiga?

Cuando pasamos muchas horas de pie en la misma postura y sobre superficies duras, hay diferentes partes de nuestro cuerpo que se ven afectadas y pueden sufrir dolor. En el siguiente diagrama se representan las partes del cuerpo que más sufren en trabajos con estas características:

Afecciones trabajar de pie

Y, ¿cómo mitigan las alfombras los efectos de trabajar durante largos periodos de tiempo de pie? El funcionamiento es muy sencillo, el efecto acolchado de las alfombras hace que los pies se muevan de forma imperceptible moviendo la sangre de las piernas constantemente.

Pero ojo, es importante encontrar el equilibrio entre una superficie realmente dura y una superficie demasiado blanda. ¿Por qué? Pues porque un exceso de acolchamiento puede, incluso, tener un efecto negativo, ya que puede hacer a los músculos de las piernas trabajar de más y causar fatiga excesiva. Por eso, una buena alfombra ergonómica está cuidadosamente diseñada para dar un balance perfecto entre la compresión y resistencia necesarias para alcanzar una correcta estimulación muscular.

Pónlo en práctica

Una buena forma de entender cómo funciona una alfombra ergonómica es pensar en un coche cuando coge un bache. La suspensión absorbe y dispersa el impacto por lo que los pasajeros apenas notan el golpe y, además, esta otorga estabilidad al automóvil. Las alfombras funcionan de una forma similar, cuando se trabaja sobre una de ellas las partes del cuerpo que se verían afectadas se ven menos impactadas por la postura.

Beneficios de las alfombras antifatiga

El uso de alfombras antifatiga tiene multitud de ventajas si sabemos elegir la más adecuada para nuestro trabajo, entre ellas:

  • Como ya hemos comentado, una de las principales es la estimulación de la circulación sanguínea, esto a su vez permite prevenir otros problemas como, por ejemplo, los calambres musculares.  
  • La posición influye en la parte baja de la espalda causando dolores y malestar. El uso de alfombras antifatiga reduce la incidencia de la posición en la zona lumbar aportando mayor confort.
  • Además, elimina los puntos de presión que se generan en los pies. Puedes conocer más sobre la prevención de enfermedades del pie.

Como conclusión general podemos destacar, grosso modo, la reducción de enfermedades tanto físicas como psicológicas y la prevención de lesiones, ya que se ha demostrado que utilizar alfombras antifatiga puede mejorar significativamente la productividad y la satisfacción de los trabajadores al mismo tiempo que evita lesiones físicas.

Tipos de alfombras ergonómicas

Lógicamente, al igual que ocurre con el resto de material de seguridad o equipos de protección, no hay un único modelo universal. Dado que cada trabajo tiene unas características diferentes también existen diferentes tipos de alfombras que ofrecen diferentes prestaciones.

Alfombras para zonas secas

Las alfombras antifatiga para zonas secas se caracterizan por la durabilidad, confort y seguridad que ofrecen. Dentro de este grupo de alfombras, existen diferentes tipos: alfombras para uso general, resistentes a la mayoría de aceites industriales, para zonas de soldaduda (FR), y también con protección antiestática ESD.

Alfombras para zonas húmedas

Las alfombras de seguridad para zonas húmedas o resbaladizas ofrecen una óptima estabilidad en zonas con riesgo a sufrir resbalones debido a la presencia de grasas, aceites, agua o jabones… Gracias a los agujeros de drenaje con los que cuentan este tipo de alfombras, se eliminan todos los contaminantes y se asegura una superficie limpia y antideslizante.

Alfombras contra descargas eléctricas

Las alfombras ergonómicas de protección eléctrica proporcionan seguridad en caso de trabajar con riesgos de descargas eléctricas. Normalmente suelen utilizarse en trabajos con cuadros de alta tensión, transformadores, cajas de fusibles eléctricos, cuadros eléctricos… 

A diferencia del resto, estas deben ser reemplazadas cada 12 meses para asegurar su correcto funcionamiento y una adecuada protección.

Alfombras para la industria alimentaria

Las alfombras antifatiga para el sector alimentario también suelen ser utilizadas en el sector hostelero. Éstas proporcionan máximo confort al trabajador y le protegen frente a los típicos resbalones que se producen en estas industrias, gracias a que cuenta con superficie antideslizante.

Al igual que las alfombras para zonas húmedas, cuenta con capacidad de drenaje, lo que las hace resistentes a grasas y aceites y, además, permite una fácil limpieza, un plus en la industria alimentaria.

Alfombras para duchas y/o piscinas

Las alfombras antideslizantes higiénicas son utilizadas en una gran variedad de sitios como piscinas, gimnasios, vestuarios y duchas gracias a sus propiedades antideslizantes, además este tipo de alfombras son tratadas con un anti-microbiano que previene el crecimiento de bacterias, hongos y otros micro-organismos que pueden causar olores, hongos e infecciones.


Ahora ya conoces qué son las alfombras ergonómicas y cómo y cuándo utilizarlas, no dudes en buscar la que más se adapta a las necesidades de tu puesto de trabajo. Y recuerda que puedes consultar con nosotros si te queda alguna duda mediante la vía que prefieras: Web, teléfono, email, redes sociales e, incluso, en nuestra tienda física [ahora en Av. Murcia s/n, Jumilla (Murcia)].

FORMAS DE CONTACTAR CON PROLABORAL

Y tú, ¿conocías la existencia y los usos de las alfombras antifatiga?

Deja un comentario